Concluidas las ocho primeras actuaciones realizadas en la provincia gracias a Economía Baja en Carbono

Dolores Amo.

La Diputación de Córdoba se ha marcado como objetivo de cara a 2022 contribuir a combatir el cambio climático en sus municipios y lo está llevando a cabo con la ejecución de diversos programas como el de Economía Baja en Carbono, enmarcado en el programa operativo de Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder) Plurirregional de España (POPE) 2014-2020, al que se han presentado un total de 123 actuaciones por valor de 38,1 millones de euros, de las que 81 ya se han recibido la concesión favorable de la ayuda de la Unión Europea solicitada, estando ya terminadas ocho actuaciones.

Según detalla la institución provincial en una nota de prensa, algunas de estas actuaciones son las de Villaharta, que ha consistido en la rehabilitación energética de la envolvente térmica del centro de educación infantil y primaria (CEIP) Via Augusta, o Fuente Tójar, donde se han renovado las instalaciones para el uso térmico de la biomasa, sustituyendo la caldera de gasoil por biomasa de la residencia de mayores.

También se han hecho en Almedinilla, con la sustitución de la caldera en el Museo Arqueológico Municipal; en Montemayor, que ha consistido en la instalación solar fotovoltaica destinada a generación eléctrica para autoconsumo en edificios municipales como el centro de día y la casa de la cultura; la de San Sebastián de los Ballesteros, que afecta al CEIP Santo Tomás de Aquino y al hogar del pensionista; la de Villanueva de Córdoba, en la que se ha mejorado la instalación solar fotovoltaica del mercado de abastos; la de Hinojosa del Duque, en la que se ha rehabilitado la envolvente térmica en la biblioteca municipal; y la de El Guijo, donde se ha efectuado la rehabilitación energética de la biblioteca y del hogar del pensionista.

La vicepresidenta primera y delegada de Asistencia Económica a los Municipios y Mancomunidades de la Diputación de Córdoba, Dolores Amo, ha valorado estas ayudas solicitadas al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y destinadas a entidades locales que presenten una estrategia de sostenibilidad con actuaciones singulares, lo que “demuestra la apuesta de la institución en materia de eficiencia energética, lo que ha permitido identificar aquellas necesidades municipales relacionadas con actuaciones que den un paso a una economía baja en carbono”.

Además, Amo ha recalcado la importancia de sendas convocatorias ya que “permitirán mejorar la eficiencia energética en infraestructuras y servicios públicos, potenciarán el uso de las energías renovables para la producción de electricidad en edificaciones e infraestructuras públicas, y favorecerán la movilidad urbana sostenible”.

“Estas ocho actuaciones son las ocho primeras de un importante número que empezaremos a concluir en los próximos meses y con las que dejaremos de emitir a la atmósfera un total de 3.927 toneladas de CO2 al año, lo que equivale al CO2 que absorben 18.200 árboles anualmente”, ha concluido Amo.

Etiquetas
stats