Los concejales se quedan sin su aparcamiento reservado

Maquinaria trabajando en la calle Capitulares este martes | MADERO CUBERO

La peatonalización de Capitulares conlleva muchos efectos colaterales. Uno de ellos es que los concejales (y parte del equipo directivo municipal) se quedan sin uno de los privilegios que habían disfrutado a lo largo de los años: una plaza de aparcamiento en la misma calle del Ayuntamiento. En agosto, cuando se cortó la calle al tráfico, el aparcamiento privado que era usado casi en exclusiva por los concejales fue anulado. Ahora, la decisión de peatonalizar la calle Capitulares lo anula completamente.

El aparcamiento privado del Ayuntamiento se localiza en un solar, con entrada de cochera mecanizada, en la misma calle Capitulares, junto a la sede de la Delegación de Cultura de la Junta. El espacio, considerado como un solar público, ya no será usado como parking privado. De hecho, los concejales (como cualquier ciudadano) no podrán pasar en su coche por la calle Capitulares.

Actualmente, los coches oficiales del Ayuntamiento son aparcados en otro solar junto al Palacio de Orive. Allí, además, aparcan algunos vehículos municipales más, pero el espacio es mucho más reducido que el de la calle Capitulares, por lo que el equipo de gobierno ha descartado usarlo como se hacía ahora.

Sobre el solar actual de la calle Capitulares no hay nada decidido. Que iba a dejar de ser un aparcamiento de uso para concejales era algo que se asumía desde hace décadas, ya que el solar fue incluido en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para que se convirtiera en la entrada desde la calle Capitulares al parque de Orive. La actuación está pendiente de ser ejecutada.

El equipo de gobierno está estudiando la posibilidad de construir en el solar un punto limpio de Sadeco. El proyecto original de la calle Capitulares preveía la construcción de contenedores soterrados, algo que quedó descartado no por la posibilidad de encontrar restos arqueológicos (que también) sino por la cantidad de cables de distintos servicios en la zona subterránea de esta vía.

De momento, lo que está claro es que los concejales se tendrán que acostumbrar a no aparcar tan cerca, a usar el transporte público, ir andando o a lo que hacen muchos de los trabajadores del Ayuntamiento: alquilar una cochera en las inmediaciones.

Etiquetas
stats