Comienza el confinamiento estival: semana de avisos por calor y máximas de hasta 42 grados

.

La tarde del primer día de verano recuperaba el paisaje urbano de los primeros días del confinamiento. Justo el mismo día en que Córdoba, junto con el resto del país, se levantaba sin restricciones de movilidad, los más de 300.000 vecinos de la ciudad volvían a huir de las calles buscando el refugio del hogar. Entre el mediodía y últimas horas de la tarde, la ciudad retomaba la atmósfera madmaxiana y apocalíptica de aquél lejano marzo, esta vez sin la amenaza invisible del virus, pero sí con la amenaza de nuestro viejo conocido el general verano.

Avisos naranjas y amarillos por máximas superiores a los 40 grados

El calor ha tomado la ciudad y aquí se va a quedar durante buena parte de la semana gracias a la intensificación de la advección cálida que diese comienzo el pasado sábado, y que llevará el termómetro a alcanzar los 42 grados en algunos puntos del valle del Guadalquivir a lo largo de la semana. Así, la Agencia Estatal de Meteorología mantiene activos el aviso naranja por temperaturas máximas superiores a los 40 grados para las jornadas del 22 y 23 de junio en la campiña cordobesa, que engloba a la capital, y el aviso amarillo por máximas de 38 grados en el resto de la provincia para la tarde del martes 23.

Mucho calor que situará al valle del Guadalquivir como el epicentro del primer episodio cálido del año, que hará que las máximas superen la barrera de los 40 grados hasta la tarde del miércoles. La jornada más calurosa será la del martes, cuando la masa de aire cálido alcance su cénit en altura y lleve el termómetro a alcanzar los 42 grados en localidades como Montoro, Villa del Río y la propia capital. Calor que tendrá reflejo en las mínimas con temperaturas que no bajarán de los 20 o 21 grados hasta el próximo fin de semana.

Respiro para el inicio del fin de semana y vuelta al calor extremo

Y es que no será hasta el próximo viernes cuando el calor dé un respiro con la entrada de viento de componente oeste en la Península Ibérica que permita refrescar la atmósfera peninsular. Un cambio que empezará a notarse ya durante la tarde del jueves, cuando las temperaturas experimenten un descenso de un par de grados respecto a las que se registren la tarde del miércoles. Respiro muy breve en el termómetro que apenas durará 48 horas, y es que la masa de aire cálido recuperará terreno e intensidad desde la tarde del próximo sábado, para comenzar una escalada que de cara a las últimas jornadas del mes podría llevar las temperaturas bastante más allá de lo que vamos a experimentar esta primera semana del nuevo verano.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats