La cocina de Cerro Muriano se levanta en armas al prever despidos

Trabajadores del servicio de cocinas de la base militar de Cerro Muriano protestan en el Bulevar | MADERO CUBERO
Una veintena de trabajadores inicia protestas ante la previsión de que a partir de octubre los propios militares se encarguen de las cocinas

Una veintena de trabajadores del servicio de cocinas de la base militar de Cerro Muriano ha iniciado protestas. En el horizonte, en octubre, está la finalización del contrato de la actual empresa adjudicataria del servicio y que a partir de entonces los que se encarguen de la cocina sean los propios trabajadores. Ante ello, los empleados iniciaron este miércoles las movilizaciones con una primera concentración en San Felipe, ante la Subdelegación de Defensa de Córdoba.

Los empleados han denunciado que en Burgos el Ministerio de Defensa ya ha prescindido de los servicios de cocina y que los mismos han sido asumidos por los propios militares. "Vuelve el sargento y el cabo encargados de la cocina", denunció Manuel Sánchez, del sindicato UGT. "Entramos en 2001, cuando el Ejército se convirtió en profesional", denunció una de las trabajadoras.

Los trabajadores quieren que en el caso de que el Ministerio de Defensa finalmente no renueve el contrato ni lo saque a adjudicación sean subrogadas por el Ejército o que, al menos, puedan acceder a prestaciones por desempleo, que ahora no tienen garantizadas.

Además, han denunciado que el Ejército perderá operatividad, al tener que dedicar a sus profesionales "a labores que no son de defensa", ha denunciado el responsable de UGT. En total, se prevé que en toda España sean unas 700 personas las afectadas por la desexternalización de estos servicios.

Etiquetas
stats