Cervezas y hackers (de los buenos)

Miguel Calero y Miguel Arroyo son los creadores de Hack & Beer | MADERO CUBERO
Nace en Córdoba una comunidad ética sobre ciberseguridad con el objetivo de encontrar un nuevo nicho de empleo y compartir un buen rato | Las charlas se celebran en Cosfera

Se llama Hack&Beers y no se sabe qué fue primero, si la cerveza o el hackeo (el ético, el de los buenos, el que trabaja con la Policía y los gobiernos). O las dos cosas a la vez. El caso es que en Córdoba se acaba de constituir una comunidad de hackers éticos que atrae a profesionales de la ciberseguridad de toda España. Su promotor es Miguel Ángel Arroyo, un hacker ético experto en ciberseguridad que asegura que la idea “surgió como respuesta a la demanda cada vez mayor de poder reunir en Córdoba a interesados en la seguridad informática, con ganas de compartir conocimientos y experiencias y, de paso, por qué no, echar un buen rato tomándonos unas cervezas”.

Antes de nada hacía falta un sitio. En Córdoba no hay muchos bares en los que te sirvan tu cerveza y puedas disponer además de ordenadores de ultimísima generación conectados a internet en los que además de beber puedas compartir conocimientos de hackeo a gran escala. Por eso, organizaron su primera reunión en Cosfera, un coworking que nació hace dos años en Córdoba y que dispone de todas esas comodidades.

Desde octubre del año pasado, cuando comenzaron a reunirse, estos hackers buenos han empezado a diseñar una gran estructura, una especie de asociación de ciberseguridad que además de compartir conocimientos pretende hallar un yacimiento de empleo. Según Arroyo, “además de ofrecer de forma gratuita estas charlas, y de amenizarlo con networking acompañado de cervezas, queremos aportar nuestro granito de arena para ayudar en la inserción laboral a desempleados que quieran trabajar en el mundo de la seguridad informática”. “Para ello pondremos en nuestra web (www.hackandbeers.com), que en breve estará disponible, un buzón de recogida de currículums que haremos llegar a empresas del sector de la seguridad informática que colaboren con nosotros”, asegura.

En principio, esta incipiente comunidad hacker ética en Córdoba está teniendo un amplio impacto. “Es tal el éxito que está teniendo, que desde Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Valencia y Murcia ya se han puesto en contacto con nosotros para formar parte de la comunidad Hack&Beers y actuar como dinamizadores en sus ciudades. Actualmente en Córdoba, entre ponentes y asistentes, somos unas 50 personas, pero esperamos que con las nuevas ciudades H&B antes de finalizar el año podamos superar la cifra de 500 asistentes / ponentes”, explica Miguel Ángel Arroyo, que tiene un blog en Cordópolis sobre ciberseguridad.

El mundo hacker es infinito, pero en principio estos encuentros están abiertos a todo el público, pero por la temática de las charlas más a informáticos, abogados TIC y fuerzas del estado especializados en delitos informáticos, atraídos más por los conocimientos en nuevas tecnologías que por la cerveza, aunque también.

Etiquetas
stats