Cecosam empieza a retirar las lápidas que no han pagado

Una de las tumbas con el aviso de Cecosam | MADERO CUBERO
La empresa amplía el plazo hasta el 2 de noviembre, pero asegura que de las 3.000 avisadas tan solo 30 se han puesto al día de los pagos y el resto se consideran abandonadas

La empresa municipal de cementerios Cecosam está desarrollando distintas actuaciones “para regularizar la situación de las unidades de enterramiento vencidas y dar así cumplimiento al reglamento de la misma, tal y como requirió el interventor y aprobó el consejo de administración de la empresa, con los votos a favor de todos sus componentes a excepción de los del PP, que se abstuvieron”, según ha informado el Ayuntamiento. Tal y como adelantó este periódico, Cecosam está exhumando los restos que ocupan las tumbas, nichos y panteones de los familiares que no están al día en el pago.

Estas actuaciones “no suponen ninguna novedad en el funcionamiento de Cecosam, que ya durante el pasado mandato procedió a la exhumación de 250 enterramientos para liberar terrenos donde poder construir nuevas unidades”, señala el Consistorio, que se está centrando en la comunicación a las familias del vencimiento del plazo para abonar los derechos de sus sepulturas o bovedillas.

En ese sentido, y tal y como se preveía, la mayoría de las unidades de enterramiento afectadas se encuentran abandonadas y tan solo 30 se han regularizado, a pesar de lo cual se ha prorrogado el plazo para proceder a su puesta al día hasta el próximo 2 de noviembre.

Continuando con el procedimiento aprobado ha comenzado la siguiente fase, consistente en la retirada de lápidas de aquellas unidades ya vencidas y de las que no se ha recibido respuesta alguna tras comunicación municipal. Se trata de alrededor de 2.000 lápidas en su mayoría de nichos ubicados en los cementerios de San Rafael y La Fuensanta.

Las actuaciones aprobadas por el consejo de administración de Cecosam se están desarrollando en el cementerio de San Rafael, donde se encuentran en esta situación 1.427 bovedillas y 736 sepulturas, y en La Fuensanta, donde existen un total de 1.513 bovedillas.

El procedimiento seguido desde Cecosam se ha centrado en la comunicación previa con las familias -en aquellos casos en los que se dispone de información- y en la colocación de una pegatina en los enterramientos de los que no se dispone de información de contacto, medida que ya se ha hecho extensiva a todas aquellas unidades de enterramiento que han vencido sus plazos de pago y que en muchos de los casos datan de hace 50 años.

Previo a la colocación de dichas pegatinas se ha publicado en el BOE, en el BOP, en la web de la empresa y en el tablón municipal el listado de casos afectados por los vencimientos, ya que en muchos casos se trata de enterramientos abandonados, cuyos familiares no han contestado a las cartas remitidas desde la empresa.

Uno de los principales objetivos de estas medidas es poder identificar aquellas familias de las que no se tienen datos, para saber exactamente cuál es su situación, ya que en caso de no poder hacer frente al pago, desde Cecosam se está abierto a negociar las soluciones oportunas.

En aquellos casos en los que no se pueda localizar a las familias afectadas, o éstas no quieran reclamar los restos, se procederá a la incineración de los mismos, depositándose las cenizas en el columbario común. En los casos de las sepulturas no se procederá a la exhumación, pero sí se adecentará la zona, ya que en la mayor parte de los casos, las mismas se encuentran abandonadas desde hace años.

Etiquetas
stats