CCOO pide que la Junta subrogue a 150 técnicos de apoyo educativo y lenguaje de signos cuyos empleos peligran

El secretario general del Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO de Córdoba, Antonio Sánchez.

El sindicato CCOO ha pedido este jueves a la Junta de Andalucía que subrogue a los 150 técnicos de integración social (PTIS) y de interpretación de lengua de signos (ILSE) que trabajan actualmente en los centros educativos públicos de la provincia de Córdoba mediante una contrata, ante el peligro de que se queden sin sus puestos de trabajo.

La Junta de Andalucía comunicó en el mes de julio el plazo dado hasta 2020 para que estas trabajadoras -en un 90% son mujeres- que trabajan en contratas para la Junta, pasen a depender directamente de la administración. “Desde entonces la Junta ha estado mareando la perdiz, no ha convocado a los sindicatos, ha llamado a los trabajadores para informarles vendiendo humo, hablando de una bolsa de trabajo que, a la hora de la verdad, va a dejar a muchas personas en la calle”, según ha explicado el secretario general del Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO de Córdoba, Antonio Sánchez.

Las trabajadoras PTIS desarrollan su labor en los centros educativos, dentro de las clases, atendiendo a alumnos con necesidad especial, al igual que lo hacen las especialistas en lenguaje de signos.

Sánchez ha señalado que la Junta ha anunciado la apertura de una bolsa de trabajo donde, según CCOO, a estas trabajadoras no les valdría su antigüedad -de entre 5 a 7 años- y acabarían perdiendo sus puestos de trabajo al quedar en la mayoría de los casos por debajo del personal laboral de la Junta.

Por ello, CCOO ha avanzado el calendario de movilizaciones que van a protagonizar los representantes sindicales y estas trabajadoras para pedir a la administración autonómica la subrogación de sus puestos de trabajo. Sánchez ha señalado que las trabajadoras de “PTIS e ILSE conforman un colectivo claramente feminizado, con un trabajo precarizado con salarios muy por debajo del personal de la Junta que realiza la misma función”. En el conjunto de Andalucía hay 1.400 trabajadoras afectadas, 150 en la provincia de Córdoba que trabajan en más de un centenar de centros educativos.

“La única solución para que no se queden en la calle es que se subrogue a ese personal y entendemos que la ley 9/2017 de contratos de sector público lo permite”, ha insistido Sánchez. Además, ha advertido que los casos que se han llevado ya a los tribunales “se están ganando” por parte de las trabajadoras, por lo que ha instado a la Junta a “convocar una mesa de negociación para dar aplicación a lo dictado en la ley, evitando que se judicialice el problema”.

Si la Junta no da un paso en este sentido antes, CCOO ha organizado un calendario de movilizaciones de protesta que comenzará el 15 de enero con jornada de huelga de estas trabajadoras y una concentración en Sevilla ante la Consejería de Educación. Asimismo, el día 22 de enero habrá concentraciones ante las delegaciones de la Junta en cada provincia andaluza y el día 29 de enero protagonizarán una nueva concentración en la Consejería de Educación en Sevilla. “Las movilizaciones seguirán siempre que no haya pasos por parte de la Consejería que ofrezcan garantías a las trabajadoras para conservar los puestos de trabajo”, han advertido.

Etiquetas
stats