Castil de Campos pide la independencia de Priego de Córdoba

.
El municipio, de 700 habitantes y que ya tuvo ayuntamiento en el siglo XIX, se une a Fuente Carreteros y La Guijarrosa para elevar a 77 el número de pueblos de la provincia de Córdoba

Castil de Campos ya fue independiente. Este pequeño municipio de unos 700 habitantes, que está a unos 12 kilómetros de distancia del Ayuntamiento del que depende, el de Priego de Córdoba, quiere volver a serlo. Actualmente, Castil de Campos es desde el año 2001 una Entidad Local Autónoma (ELA). Desde entonces, disfruta de un alcalde pedáneo y de un pequeño ayuntamiento, también pedáneo, pero depende fundamentalmente de Priego de Córdoba para su funcionamiento diario. Ahora, los vecinos han decidido que lo que quieren es ser totalmente independientes y por eso ayer mismo su alcalde pedáneo, Francisco Jiménez, registró en el Consistorio prieguense una petición para que el Pleno haga firme esta propuesta y eleve el expediente a la Junta de Andalucía, que es quien tiene las competencias para resolver las segregaciones de municipios.

Castil de Campos sigue así los pasos de Fuente Carreteros (Fuente Palmera) y La Guijarrosa (Santaella) para convertirse en un pueblo de pleno derecho. Si fructifica su propuesta, Córdoba pasará de tener 74 municipios a un total de 77 pueblos.

Ahora mismo, tanto Fuente Carreteros como La Guijarrosa ya tienen sus trámites en la recta final. Los plenos de los ayuntamientos de Fuente Palmera y Santaella (este último en una sesión en la que se vivieron graves incidentes) han aprobado elevar el expediente de segregación a la Junta de Andalucía. Ahora, Castil de Campos ha entregado el suyo al Ayuntamiento de Priego. Su alcalde pedáneo espera que no haya problemas. Los grupos políticos del Consistorio prieguense ya le han dado el sí verbal, aunque ahora tendrán que hacerlo en el Pleno. Para recibir el visto bueno basta con la mayoría absoluta de los concejales.

Una vez que el Ayuntamiento de Priego le dé el visto bueno a la propuesta, la Junta de Andalucía tendrá un plazo de 18 meses para resolver si finalmente aprueba la segregación de Castil de Campos o no. Sin embargo, este pequeño municipio que todavía sigue pedáneo se enfrenta ahora a una nueva amenaza: el proyecto de reforma de la Administración Local impulsado por el Gobierno que lo que pretende es precisamente lo contrario, que se reduzca el número de municipios y que los pequeños se engloben dentro de los más poblados.

Etiquetas
stats