Casas prefabricadas: Una alternativa más barata

.
Los precios de este tipo de viviendas oscilan entre los 45.000 y los 80.000 euros

Ligada a la recesión del 2008, la construcción se convirtió en uno de los sectores más afectados en España. Por su parte Andalucía, lidera el ranking entre las comunidades donde se concentran la mayor cantidad de viviendas de cemento desocupadas, abarcando el 17% de al menos 400.000 pisos nuevos. Como una opción más barata, las casas modulares empiezan a hacerse un sitio en el mercado de la vivienda española. Este tipo de domicilios se construyen en fábricas y luego se envían hasta su ubicación final para el ensamblaje. Aunque se realizan en todo tipo de materiales, en España los más populares son el acero y el hormigón. Los precios de las más baratas oscilan entre 45.000 y 80.000 euros, aunque los materiales que se utilicen, el diseño final y la mano de obra pueden encarecer el costo.

La construcción de estas viviendas se considera menos perjudicial para el medio ambiente, aunque no todo el mundo está de acuerdo con esta afirmación; la mayoría de los expertos coinciden en señalar que son más ecológicas. Al ser construidas bajo un proceso industrial, se optimiza el uso de materiales reciclables y de la energía, además, la cantidad de residuos es mínima.

Por otro lado, según los expertos, estas viviendas tienen carácter de mobile home por lo que pueden montarse prácticamente en cualquier superficie, sin importar el terreno. Asimismo, por ejemplo, se evitan los trámites de permisos al ayuntamiento en cuestión, aunque del mismo modo, algunos constructores y arquitectos aseguran que los permisos dependerían de cada ayuntamiento.

Como beneficio agregado, si podemos adquirir una vivienda a un menor precio, es mayor la cantidad de dinero que podemos invertir en la decoración, ya que la mayoría de estas casas tienden a tener un diseño muy sencillo, emplear un estilo moderno, con líneas limpias y detalles minimalistas queda perfecto. Si por el contrario esto no va con vuestro estilo, podéis ver más recomendaciones en esta página.

Asimismo, no todo es color de rosas en relación a las viviendas modulares: el costo final depende de muchos factores; si hay que realizar una nivelación del terreno o cumplir algunos cambios, el importe subirá. Está más vulnerable a los fenómenos meteorológicos extremos: adversidades como tornados o riadas pueden causar peores efectos que en una de ladrillo y cemento. Además, el mantenimiento puede ser costoso: necesitará tratamientos de resistencia al fuego y humedad, pintura cada dos o tres años, etc.

Etiquetas
stats