Califican de “desastroso” el concurso de acreedores de Pérez Giménez

Concentración de los trabajadores de Pérez Giménez, a la puerta del Juzgado | MADERO CUBERO
Los sindicatos anuncian demandas contra los administradores tras el último episodio en los laboratorios: 23 trabajadores siguen sin ser despedidos y acumulan ya 32 nóminas sin cobrar

“Desastroso”. Éste ha sido el calificativo más usado por los representantes de los trabajadores de los Laboratorios Pérez Giménez para calificar un concurso de acreedores que alcanza ya los tres años y que por el camino ha dejado ya episodios de todo tipo. El último, y el que ha colmado la paciencia de los sindicatos, ha sido el auto del Juzgado de lo Mercantil firmado el pasado 8 de enero por el que se anuncia un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a casi toda la plantilla. De los 147 trabajadores de Pérez Giménez, hay 23 que quedan en una especie de limbo jurídico, ya que no han sido despedidos en la práctica y ven como su agonía (acumulan ya 32 nóminas sin cobrar) continúa. Los sindicatos, UGT y CTA, han acusado directamente a los administradores concursales de la situación y anuncian demandas en el futuro contra su gestión.

En estos momentos, y hasta que no se resuelva en la Audiencia Provincial el recurso que impuso Globalaeronautic contra la anulación de la subasta que ganó, Pérez Giménez sigue como está: los laboratorios, con 23 trabajadores (los del limbo jurídico) y los lotes para su venta (en 18 o 20 partes) ya hechos. La actividad, en suspenso. El Juzgado de lo Mercantil no puede vender por lotes la empresa hasta que no se resuelva este recurso. No obstante, ha firmado un auto para mantener a estos 23 trabajadores por si la demanda de Globalaeronautic finalmente es atendida y se le adjudica la empresa.

El auto es del pasado 8 de enero. A día de hoy, los 120 trabajadores aún no han podido cobrar su prestación de desempleo pese a estar en la práctica despedidos. Los certificados de empresa siguen sin llegar al SEPE, en un “nuevo desastre” de los administradores concursales, según insistieron los sindicatos.

Tanto los responsables de UGT como de CTA explicaron que otros concursos de acreedores tan complejos como el de Pérez Giménez se han resuelto en un tiempo mucho más rápido. “La voluntad de vender los laboratorios ha sido nula”, insistía José Ruiz, de UGT. Esta misma mañana, el sindicato ha presentado dos escritos de queja ante el juez sobre esta situación de los trabajadores.

Por su parte, Francisco Moro, de CTA, denunció que el Juzgado pretende contratar a una empresa para la venta por lotes, con lo que el dinero que habrá que pagarle será “contra la masa”, es decir, dinero que dejarán de percibir los trabajadores, a los que se les deben 32 nóminas.

Etiquetas
stats