Cajasur aporta 5,7 millones a los beneficios de casi 100 de Kutxabank

Sede central de Cajasur en Córdoba | MADERO CUBERO
Los recursos de clientes captados por la redes de negocio del grupo al cierre del tercer trimestre han ascendido a 51.445 millones de euros, un 5,7% más que en el mismo periodo de 2013

El Grupo Kutxabank ha cerrado el tercer trimestre de 2014 con un beneficio neto de 100 millones de euros, un 65,9% más que en el mismo periodo de 2013, con una aportación positiva de CajaSur de 5,7 millones de euros, según ha informado la entidad financiera a través de una nota de prensa.

Uno de los aspectos más destacados en la cuenta de resultados de Kutxabank ha sido la constante evolución positiva que ha registrado el margen de intereses, ya que ha evolucionado desde los niveles mínimos que reflejaba a principios del año hasta crecer casi un 1% en el último trimestre (junio-septiembre). Este hecho se ha producido en un entorno de tipos de interés situados en mínimos históricos, con el Euribor al 0,362% al final de septiembre. Además, otras circunstancias, como la repreciación negativa de la cartera de préstamos hipotecarios, la sustitución, en los términos previstos en la ley de los índices IRPH –operación ya finalizada en noviembre– o la eliminación de determinadas cláusulas suelo, han seguido teniendo un impacto negativo en los ingresos financieros del Grupo.

Este cambio de tendencia en el margen de intereses, junto al efecto positivo que ha tenido sobre las comisiones el importante incremento de los volúmenes de fondos de inversión y planes de pensiones, ha tirado del margen de clientes, que ha continuado creciendo a lo largo de los tres primeros trimestres del año, y se ha situado en 716 millones de euros, a pesar de la reducción de las comisiones sobre tarjetas que se inició en el mes de septiembre.

El margen bruto se ha fijado en 926,7 millones de euros, ya que los menores ingresos vía dividendos y otros resultados de explotación se han visto compensados por la aportación positiva de la cartera de participadas que, con una gestión basada en la cartera de renta variable, atiende la evolución estratégica de las empresas participadas y las oportunidades de mercado.

El Grupo Kutxabank ha mantenido en este periodo la política de contención del gasto, así como su ya tradicional criterio de máxima prudencia en la gestión. Los gastos de administración han caído un 6,1% sobre el año pasado, a pesar de la repercusión del nuevo impuesto sobre depósitos. El margen de explotación se ha situado en 358,2 millones de euros.

Tras los esfuerzos realizados en 2013 y en los primeros meses de 2014 para reforzar sus niveles de solvencia, y con una mejora en la calidad del riesgo, Kutxabank ha continuado consignando un total de 280,7 millones de euros para dotaciones durante los primeros nueve meses del ejercicio.

En la evolución del negocio típico bancario en el que la entidad basa su actividad, destacan la trayectoria sostenida hacia la recuperación de la inversión crediticia desde el inicio del año, así como el elevado ritmo en la captación de recursos en todas las redes.

Los recursos de clientes captados por la redes de negocio de Kutxabank al cierre del tercer trimestre han ascendido a 51.445 millones de euros, un 5,7% más que en el mismo periodo de 2013. Cabe destacar el avance del ahorro a la vista, cuyos saldos han crecido un 5,7%, aunque las subidas más importantes se han producido en los planes de pensiones, con un incremento del 7,8%, y, sobre todo, en los fondos de inversión, que han crecido un 40,8%. A la evolución de los fondos de inversión ha contribuido el comportamiento notable de las carteras de gestión delegada y de los fondos de gestión activa, que ya representan el 60% de las suscripciones netas de fondos.

En esta mejoría generalizada destaca la evolución positiva de la red mayorista, que ha crecido un 11,5%. Además, y confirmando la progresiva mejora de la situación económica, los recursos de las pequeñas y medianas empresas se han incrementado en un 13,5%. En la red minorista, de atención a particulares, el aumento ha sido del 5,2% para el mismo periodo.

Al cierre del tercer trimestre del ejercicio, el crecimiento en la facturación de nuevos préstamos hipotecarios del Grupo Kutxabank ha sido del 30,5% y del 37,6% en los préstamos al consumo. Las nuevas contrataciones formalizadas han logrado moderar la caída de la inversión crediticia anual, que en las redes de negocio ha descendido un 5,8% con respecto al mismo periodo de 2013.

La recuperación gradual de la demanda de crédito por parte de las pequeñas y medianas empresas durante los primeros nueve meses ha impulsado el crecimiento del 30,8% en la nueva financiación a empresas, principalmente en la financiación de activos fijos y de operaciones de acceso al comercio exterior. En la actividad exterior el cambio de tendencia era ya perceptible desde hace un año, como se refleja en la evolución interanual del 26,5%. Con todo ello, el Volumen de Negocio se ha situado en los 110.615 millones de euros.

Desde el inicio del año 2014 ha sido constante la caída en la entrada de nuevos activos dudosos, que han descendido un 50,9% con respecto a los datos del tercer trimestre de 2013.

Pese al descenso registrado en los saldos de dudosos a lo largo de este ejercicio, la tasa de morosidad se mantiene estable debido a la contracción de la inversión crediticia. El índice de morosidad del segmento de Banca Minorista, que incluye la financiación hipotecaria para la adquisición de la vivienda, se ha situado en el 2,6% a finales de septiembre en la red del País Vasco. Excluida la actividad inmobiliaria, la tasa de morosidad del Grupo Kutxabank se ha fijado en el 5,8%. Estos indicadores se comparan de forma muy favorable con la media del sector, que cerró el tercer trimestre en el 13,017%.

Etiquetas
stats