El BOP publica el pliego para la gestión del centro de visitantes

Fachada del centro de visitantes de la Puerta del Puente, cerrado desde hace un año. | MADERO CUBERO
Las empresas tienen un plazo de ocho días naturales para presentar sus ofertas para gestionar el edificio de la Puerta del Puente, que tendrá un canon anual de 24.000 euros

El Boletín Oficial de la Provincia ha publicado esta mañana el concurso para la gestión del centro de visitantes de la Puerta del Puente, que licita el Ayuntamiento de Córdoba. A partir de ahora, las empresas que quieran hacerse con la gestión de este inmenso edificio construido por la Junta de Andalucía en las inmediaciones de la Mezquita tienen un plazo de ocho días naturales para presentarse al concurso.

El canon que tendrá que pagar la empresa que se quede con la gestión del centro de visitantes de la Puerta del Puente será de 24.000 euros. El plazo de duración de la gestión del edificio será de 15 años, aunque se puede prorrogar hasta otros 15 años más. La empresa que se haga cargo del mismo no podrá ejecutar servicios turísticos, según consta en el pliego. En principio, el Consistorio trabaja con la previsión de que en cuanto se resuelva la adjudicación en un plazo no mayor a dos meses la empresa pueda abrir por fin las puertas del centro de visitantes de la Puerta del Puente. El edificio lleva ya más de un año acabado y cerrado al público.

IU consideró un “chollo” este concurso. Tejada criticó el canon anual que se ha establecido y que es de 24.000 euros al año para todo el edificio. Con esa cifra, calcula, tendrán que pasar 250 años hasta que la administración recupere el dinero invertido en la construcción del centro de visitantes, algo más de seis millones de euros.

Tejada denunció también que según el pliego de condiciones se privatiza gran parte del edificio y apenas si queda espacio para que pueda ser usado libremente por el Ayuntamiento de Córdoba, que es quien se ha encargado de la gestión después de que se lo cediera la Junta de Andalucía, que fue quien construyó. Así, la empresa que se haga con la gestión dispondrá de un auditorio con capacidad entre 120 y 150 personas que se podrá usar para reuniones, jornadas o cliclos. Este auditorio se construyó pensando en el turista y en proyecta en el lugar un pequeño documental sobre la historia de la ciudad. Este proyecto queda ahora descartado. También está previsto que el privado se haga con una tienda de recuerdos; un bar que comprende un espacio situado en la planta baja, perímetro del edificio y terraza mirados; y despachos y oficinas para servicios de gestión y administración.

El centro de visitantes alberga una sala de actos y proyecciones y una terraza mirador. La sala, cuyo objetivo básico es servir de escenario para la presentación de la ciudad a los visitantes, cuenta con unas dimensiones de 14,60 x 15 metros, tiene una capacidad para 150 personas y es de uso polivalente. Además, también dispone de una zona de información integral, una cafetería con capacidad para 60 personas y tienda, una sala de exposiciones donde se ubicará la maqueta de la ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad y paneles interactivos. Por último y bajo rasante están los aseos generales, dependencias, locales complementarios y un espacio fluido en el que “flotan” los muros exhumados, pertenecientes a un edificio visigodo del siglo VI, descubiertos durante las obras.

El proyecto del centro de visitantes también fue redactado por el arquitecto Juan Cuenca. El edificio se estructura en dos cuerpos diferentes, un adosado a la medianera norte del solar y otro exento que recae al Paseo de la Ribera. Entre ambos cuerpos se dispone una calle peatonal que enlaza el entorno de la Puerta del Puente con la calle de nueva apertura entre Corregidor Luis de la Cerda y el Paseo de La Ribera. Estas dos arquitecturas completan la secuencia histórica de transformaciones en el eje monumental, convirtiéndose en el enlace entre la arquitectura nueva y la preexistente.

El cuerpo anterior, de porte similar a la Plaza del Triunfo, alberga la sala de actos y proyecciones y una terraza mirador, que permitirá contemplar las espléndidas vistas que se abren ante este singular enclave. La sala de uso polivalente tiene como objetivo principal servir de escenario para la presentación de la ciudad a los visitantes. El cuerpo posterior, más alto que el anterior, alberga los espacios públicos como zona de información integral, sala de exposiciones, tienda y cafetería, así como la sede del Consorcio de Turismo.

Etiquetas
stats