Tras la batalla de los petardos, la Policía Local va ahora a por los 'botellones' con menores

Un grupo de agentes vigila un botellón | MARÍA TERESA SÁNCHEZ

Tras la batalla de los petardos (el Ayuntamiento sigue con la campaña para evitar que la pirotecnia inunde la ciudad en navidades), la Policía Local de Córdoba tiene instrucciones para vigilar de una manera especial los botellones en los que hay menores de edad bebiendo alcohol. El responsable municipal de Seguridad, Emilio Aumente, ha asegurado que en estas navidades "vamos a estar bastante atentos. Es un problema cada vez más grave para la gente joven que bebe sin ningún control. Los padres deben saber dónde caminan sus hijos", sostuvo.

Precisamente, este viernes la Junta de Gobierno Local ha aprobado el plan especial de Tráfico y Seguridad para estas navidades, donde ha incluido un acuerdo expreso a estos botellones con menores. "Con el objetivo de impedir la venta de alcohol a menores, en diversos establecimientos (bodeguillas, locales de 24 horas, etcétera), se establecerá un servicio que en coordinación con la Unidad Adscrita del Cuerpo Nacional de Policía haga un control y vigilancia del cumplimiento de la Ley", señala el acuerdo.

No es el único. La Policía Local anuncia una mayor intensidad en la vigilancia del centro de la ciudad y las zonas comerciales de los diferentes barrios de la ciudad. Además, se prestará especial atención a los centros comerciales abiertos de la ciudad, "priorizando Tendillas, Bulevar Gran Capitán, Cruz Conde, Concepción, Puerta Gallegos y Paseo de Córdoba-Plaza Tres Culturas que es donde se han organizado la mayor parte de las actividades programadas por la Corporación Municipal, dentro del programa de Navidad 2016-2017".

Además, el plan establece una vigilancia especial en los locales nocturnos, a través de un equipo de licencias de actividades, que se centrará en que los establecimientos cumplan con lo establecido en cuanto al aforo, licencia de apertura, seguro de responsabilidad civil, actividades sujetas a autorización -conciertos, cotillones-, hojas de reclamaciones, medidas de seguridad, etcétera.

Por otra parte, el plan ha fijado hasta 31 lugares en los que los agentes de la Policía Local instalarán controles de alcoholemia, aunque sin precisar cuáles son (hay un anexo aprobado que no se ha divulgado a la prensa). También habrá controles de velocidad.

Etiquetas
stats