El Ayuntamiento ofrece un centenar de plazas en hostales y la Casa de Acogida para personas sin hogar

La teniente de alcalde de Servicios Sociales, Eva Timoteo | RAFA MELLADO

La Delegación de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba va a ofrecer un centenar de plazas en hostales y en la Casa de Acogida municipal para que las personas sin hogar puedan pasar las horas del toque de queda, establecido por el estado de alarma actual debido a la pandemia del Covid-19.

Así lo ha anunciado la delegada de Servicios Sociales, Eva Timoteo, quien ha explicado que la Casa de Acogida dispondrá de 21 plazas para este fin y se contratarán otras 81 plazas con hostales y alojamientos privados de la ciudad. Según ha dicho, el último censo elaborado por la Red CoHabita que trabaja en Córdoba con personas sin hogar, en la ciudad hay actualmente 83 personas en esta situación.

Las unidades de trabajo a pie de calle de los Servicios Sociales municipales, junto a la de Cáritas y la de Cruz Roja, que habitualmente trabajan con las personas sin hogar, serán las encargadas de ofrecer estos alojamientos, además de seguir proporcionando la cena y el desayuno a estas personas.

Asimismo, Servicios Sociales prevé un alojamiento aislado por si alguna de las personas sin hogar diera positivo en Covid-19, de manera que se le proporcionara el confinamiento requerido en caso de no presentar síntomas o tenerlos leves.

Timoteo ha explicado que esta atención sumará las medidas previstas en el Plan Ola de Frío que se adelanta a esta semana, junto al trabajo habitual de las unidades de calle. Asimismo, también ofrecerá un techo a personas sin hogar la Casa de Acogida Madre del Redentor de Cáritas, con entre 18 a 20 plazas disponibles.

Timoteo ha dicho que, en estas semanas previas, “veníamos trabajando con la posibilidad de un escenario similar” al primer confinamiento. La delegada de Servicios Sociales ha indicado que, en esta ocasión, no se ha podido utilizar el Colegio Mayor Séneca que alojó a las personas sin hogar durante el primer estado de alarma, ya que la Universidad de Córdoba ha necesitado de estas instalaciones ahora al ampliar los espacios disponibles para sus funciones.

Acerca de los asentamientos, la teniente de alcalde de Servicios Sociales ha explicado que hay una empresa que presta atención con la unidad de calle y las personas que viven en ellos “están atendiendo las medidas” de prevención. “En septiembre tuvimos constancia de un contagio, que no fue a más”.

Etiquetas
stats