El Ayuntamiento insiste al Cabildo para utilizar la torre de la Mezquita

Imagen de la torre, desde el Patio de los Naranjos | MADERO CUBERO
La alcaldesa quiere dialogar con la Iglesia para que los actos de conmemoración de Córdoba como Ciudad Patrimonio de la Humanidad cuenten con este espacio para el público

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, quiere agotar las vías de diálogo con el Cabildo para que éste ceda el acceso al público a la torre de la Mezquita-Catedral los días 7 y 8 de noviembre dentro de las actividades previstas por el Ayuntamiento para conmemorar el aniversario de la declaración de Córdoba como Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Ambrosio se ha referido a la negativa dada por el Cabildo al consistorio para utilizar la torre en esta conmemoración y ha insistido en que “vamos a agotar todas las posibilidades de diálogo para hacer posible que se pueda contar en una fecha tan importante para nosotros como es la declaración de Patrimonio de la Humanidad con un elemento fundamental, no solo por su simbología, sino por lo que representa para esta ciudad, como es la torre de la Mezquita-Catedral”.

En ese sentido, ha indicado que “al Ayuntamiento de Córdoba no le gusta quedarse con un 'no' como primera y única respuesta” por parte del Cabildo a este respecto y ha insistido en que “creo que hay que seguir trabajando y seguir dialogando para que ese 'no' se transforme. Vamos a ofrecernos para tener un encuentro para dialogar y tener una opción que no sea un 'no”.

El Ayuntamiento tenía previsto utilizar la torre de la Mezquita-Catedral en el próximo aniversario de la declaración de Patrimonio de la Humanidad para que “muchos cordobeses puedan disfrutar de la torre, que ha estado cerrada durante muchos años y no ha sido accesible para muchos cordobeses”.

Titularidad de la Plaza del Pocito

Isabel Ambrosio también se ha referido al Cabildo sobre la titularidad de la Plaza del Pocito, inscrita a nombre de la Iglesia en el Registro de la Propiedad y que el Ayuntamiento quiere reclamar como espacio y bien público.“Es un asunto en el que la última decisión no la tiene ninguna de las dos instituciones, ni la tiene la Iglesia ni la tiene el Ayuntamiento de Córdoba”.

Sobre este asunto, Ambrosio ha argumentado que será la justicia quien arbitre de quién es la propiedad de la plaza, inmatriculada por el Cabildo. “La decisión final –y en eso lo que haremos desde el ayuntamiento será facilitar toda la documentación para argumentar que seguimos entendiendo que es un espacio público y es un espacio municipal–, la tienen los tribunales”.

Etiquetas
stats