El Ayuntamiento despide a tres porteros tras una sentencia

.
Los trabajadores llevaban desde hace siete años en el Consistorio; el alcalde busca "fórmulas" para resolver su problema

Justo cuando se estaba desarrollando el Pleno ordinario de febrero, tres trabajadores del Ayuntamiento de Córdoba perdían su empleo. Uno de ellos sufría un ataque de ansiedad mientras era atendido por otros trabajadores, que acudían con él, que literalmente no podía ni hablar, al grupo municipal de IU a denunciar su situación. En vista de que no se recuperaba, lo subieron a que fuera atendido por el médico del Consistorio.

Era la imagen más gráfica del mazazo que acababan de recibir tres porteros que el Ayuntamiento ha cesado tras una sentencia firme con mandato de ejecución, según reconoció el alcalde, José Antonio Nieto. En el año 2004 se celebraron unas oposiciones para seleccionar a 43 porteros para edificios municipales. Las reclamaciones efectuadas posteriormente prosperaron en los tribunales. En principio, esta medida afectaba a 25 personas, pero al final se ha prescindido de tres.

El alcalde, ante el Pleno, dijo que con el cumplimiento de esta sentencia "hemos llegado hasta donde hemos llegado" y que se están buscando soluciones para estos tres trabajadores. De momento, los porteros se ven en el paro y sin poder cobrar prestación.

Nieto ha asegurado que su equipo de gobierno ha recibido a los tres trabajadores afectados y que se están barajando fórmulas para darle cobijo. "Sus puestos de trabajo son puestos necesarios que hay que cubrir", dijo. Para ello, se tiene que abrir un nuevo proceso de contratación que "ojalá" consigan estos funcionarios, que han trabajado en el Ayuntamiento durante los últimos siete años. "Me hago cargo de cómo tienen que estar", concluyó el regidor.

Etiquetas
Publicado el
21 de febrero de 2013 - 00:15 h
stats