Los antitaurinos gritan a la tradicional becerrada de la mujer: “Soy cordobesa y no me representan”

Protesta contra la becerra de la mujer cordobesa | TONI BLANCO

“Esto podrá llamarse Becerrada de la mujer cordobesa, pero que se homenajee a una mujer reventando becerros...”, dice Sheyla de la Torre a las puertas de la Plaza de Toros, el Coso de los Califas. Son más de las 18:30. Mientras dentro de la plaza se celebra una tradición típica de la feria taurina que coincide con la Feria de Nuestra Señora de la Salud, en la puerta un veterinario explica los pormenores del sufrimiento de los animales en este festejo.

De la Torre aclara, no obstante, que la protesta no es contra la tauromaquia en general, sino contra la paradoja de celebrar una jornada para la mujer cordobesa en una plaza de toros donde se mata a becerros inocentes que no tienen ni dos años y donde, “para colmo instalan un palco infantil”. “Pues tenemos muy claro eso. Que yo soy cordobesa y no me representa. Y que el palco infantil va contra el dictamen de la Unión Europea que ha instado a España a que niegue la entrada a menores a estos espectáculos”, dice.

El cántico al respecto se oye a las puertas de la plaza: “Los niños a jugar y no a ver matar”, corean el medio centenar de asistentes a esta protesta, convocada por el CACMA (Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal) y secundada por el Partido Animalista Pacma, cuyo líder provincial, Javi Luna, ha estado repartiendo claveles blancos a cada mujer que se asomaba a la concentración para mostrar “un verdadero homenaje a la mujer cordobesa” con “un acto simbólico que no tenga que ver con matar y torturar terneros de dos años”.

“Ya lo que menos entran en la plaza son mujeres”, ironiza Luna sobre esta becerrada. Sobre la feria taurina, el líder de Pacma señala que “no tiene ningún sentido” dadas las cifras de asistencia. “Esto está venido abajo desde hace años. El rechazo social a los espectáculos taurinos es mayoritario en la sociedad cordobesa”, asegura Luna, que vaticina que “dentro de poco Córdoba se sumará a las 10 provincias en las que no se celebran corridas de toros”.

Mientras tanto, no cesarán este tipo de protestas que tanto De la Torre como Luna llevan a cabo sin ningún tipo de violencia, ni saltos a la plaza. “Nosotros las hacemos con tranquilidad como siempre, son protestas pacíficas”, explica la portavoz de CACMA, que reconoce que siempre suelen llevarse “algún comentario fuera de tono” por protestar contra los toros, pero nunca “es nada trascendental”.

Etiquetas
stats