El abandono escolar entre los atendidos por Cruz Roja llega al 72%

Voluntarios de Cruz Roja trabajando con menores.
La tasa de paro de la población juvenil que recibe el apoyo de la institución humanitaria es del 79,6%

En puertas del Día Internacional de la Juventud, que se conmemora el próximo lunes 12 de agosto, hay pocas cosas que “celebrar”, al menos desde la perspectiva socioeconómica, ya que la crisis está agravando dramáticamente la situación de las personas que atiende Cruz Roja Española y, en especial, la de los jóvenes, según se desprende del Boletín nº6 sobre la Vulnerabilidad Social.

La tasa de paro de la población juvenil que recibe el apoyo de la institución humanitaria es del 79,6%, casi 34 puntos porcentuales superior a la tasa de paro juvenil medida por la Encuesta de Población Activa (EPA); el 24% carece de cualquier tipo de ingresos; el 60% ni estudia ni trabaja; y la tasa de abandono educativo prematuro es del 72%, lo que supera en más del doble a la media nacional de 2011 (30%).

“Respecto al entorno familiar de estos jóvenes, también podemos decir que la situación de sus hogares está marcada por el desempleo, ya que sólo un 49% de los padres o tutores están ocupados; además, un 8,5% de los jóvenes se ha puesto a trabajar para ayudar en casa, y tienen grandes dificultades para la emancipación, viviendo el 63% de ellos con su familia”, indica Antoni Bruel, coordinador general de Cruz Roja.

Sin embargo, del Boletín sobre la Vulnerabilidad también se desprenden aspectos muy positivos. Un 45% ha sido voluntario alguna vez y un 20% participa diaria o semanalmente en asociaciones juveniles. Son además muy conscientes de que hay que esforzarse para conseguir lo que se desea (62%) y que deben mejorar su preparación y completar los estudios (61%).

Según Estrella Rodríguez, directora de Estudios e Innovación de Cruz Roja, hay otro aspecto muy positivo a tener en cuenta: “Los jóvenes nos demandan mayor participación, es decir, quieren ser partícipes de la propuesta de futuro que les hagamos para mejorar su situación, y esto es un elemento muy positivo, muy saludable, de cara a trabajar con ellos”.

La situación de la juventud atendida por la institución humanitaria sigue la tendencia general del impacto de la crisis en el conjunto de los colectivos con los que trabaja la organización. El 71 por ciento de la población activa está en situación de desempleo; y el 33% carece de ingresos.

El 8% de las personas que recurrió a la entidad en 2011 se encuentra ya en situación de exclusión social, es decir, presenta problemáticas graves en el ámbito económico, personal, familiar, social y de vivienda. Cruz Roja atendió en 2012 a más de 126.000 personas en Córdoba, lo que supone triplicar ampliamente las algo menos de 35.000 contabilizadas en 2009.

Cruz Roja Juventud

Cruz Roja Española cuenta con una herramienta para catalizar las inquietudes de la gente joven: Cruz Roja Juventud (CRJ). Como sección juvenil integrada por medio millar de jóvenes en la provincia –más de 40.000 en todo el país-, que trabajaron el año pasado con cerca de 8.000 personas -600.000 en le conjunto del territorio nacional-, se configura como una de las organizaciones juveniles más importantes del país.

Muchas personas se acercan cada día a la entidad para realizar voluntariado y son aquellas que tienen menos de 30 años las derivadas a los proyectos diseñados y liderados por CRJ. “Hemos notado el incremento de solicitudes de gente joven y es que, aunque muchas veces se muestra una imagen negativa de la juventud, en los últimos años no hemos parado de crecer por el compromiso que tiene la juventud”, afirma Jesús Arias, director provincial de CRJ.

Los cambios que se promueven desde la sección juvenil son los relacionados con el ámbito preventivo, con el convencimiento de que a través de la educación de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, se puede transformar y construir una sociedad más justa e igualitaria para todos y todas. Por ello, se incrementan las acciones para la prevención de la violencia de género, la prevención del consumo de drogas o el consumo responsable para el mantenimiento del medio ambiente.

Pero en el contexto actual, la intervención con niños y niñas para la promoción del éxito escolar está teniendo una especial acogida por parte del voluntariado joven: “Son muchos los centros de promoción del éxito escolar que se han abierto a lo largo y ancho del territorio. Estamos apostando fuerte para que ningún niño o niña se quede atrás en momentos de dificultad, complementando incluso en los casos necesarios su alimentación con meriendas”, destaca Arias.

En Córdoba, el voluntariado de CRJ ha repartido ya un total de 22.500 meriendas entre menores en dificultad social de Córdoba y diversas localidades de la provincia como Puente Genil, Baena e Hinojosa del Duque.

Alrededor de 450 pequeños se están beneficiando de un reparto que se ha paralizado en verano para volver en septiembre y distribuir las 27.000 meriendas restantes hasta completar las 49.500 que tiene previsto entregar la entidad hasta final de año, merced a la colaboración de la Fundación Real Madrid y El Corte Inglés.

La distribución se está realizando entre alumnado de 6 colegios de la capital, niños y niñas de distintos asentamientos de inmigrantes y familias especialmente desfavorecidas de las mencionadas localidades.

Etiquetas
stats