Unos 150 voluntarios propician en verano en el hospital una estancia más animada a niños ingresados

Miembros de la asociación de mayores con los niños del hospital.

Alrededor de 150 voluntarios pertenecientes a siete colectivos han hecho posible que los menores ingresados en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba durante los pasados meses de julio y agosto hayan tenido un verano más animado.

Así lo destacan desde la Junta de Andalucía en una nota de prensa en la que precisan que el voluntariado infantil que habitualmente colabora con el Reina Sofía para acompañar y divertir a los niños durante su estancia en el complejo sanitario mantiene su actividad en verano y se organiza para animar con juegos y talleres el ingreso de los más pequeños.

Concretamente, este año han participado siete asociaciones, que han permitido que unos 150 voluntarios “regalen su generosidad” durante los meses de julio y agosto, según resaltan desde el Gobierno andaluz.

Las actividades se desarrollan en la ciberaula, el aula hospitalaria, todos los días de la semana --de lunes a domingo-- en horario de mañana, tarde o en ambos. Los colectivos que se han sumado este verano a la iniciativa, que también supone “un respiro” para los padres, son las asociaciones de Voluntarios de La Caixa, Sonrisas Azules, la Asociación de Mayores del hospital, la Fundación Prodean, la Asociación Andalusí de Enfermos y Trasplantados Hepáticos de Córdoba, la Asociación Cruz Roja Juventud, Asociación Aperfosa --con su programa Paracletos--, y la Asociación de voluntarios GEA.

Durante estos dos meses, se han desarrollado talleres y proyectos muy variados, actuaciones, fiestas y otras actividades. Esta labor solidaria, que permite que la ciberaula se abra todos los días de julio y agosto, se coordina desde la Unidad de Participación Ciudadana, que se ocupa de programar los protocolos de actuación y recibir a las asociaciones que se incorporan para que conozcan el hospital antes de iniciar su actividad.

La labor habitual del voluntariado infantil en el Hospital Universitario Reina Sofía durante el resto del año se organiza en diferentes programas que se desarrollan en el aula hospitalaria --en horario de tarde y fines de semana-- con la finalidad de llevar entretenimiento a los niños con dificultades para desplazarse hasta el aula hospitalaria.

A lo largo de todo el año, colaboran estos y otros colectivos como la Asociación Española Contra el Cáncer, la Asociación de Trasplantados de Pulmón 'A pleno pulmón' y Meico --de estudiantes de Medicina--, entre otros, que suman entre todos unos 350 voluntarios.

Ya fuera de la temporada estival, la aportación de los voluntarios permite que la ciberaula se abra cada tarde para organizar en ella actividades lúdicas que hacen más llevadera la estancia de los niños, así como fomenta la convivencia entre ellos y sus cuidadores.

El objetivo final es que los pequeños olviden que se encuentran hospitalizados, meta que se consigue en muchas ocasiones, ya que no quieren abandonar el hospital tras recibir el alta y lo visitan con frecuencia tras su recuperación, según explican desde la Junta.

Etiquetas
stats