14 cordobeses, a dos manzanas de los ataques de París

Los estudiantes cordobeses, esta tarde en el Louvre.
Un grupo de estudiantes de la Escuela de Arte y Oficios se ha refugiado durante todo el fin de semana en su hotel del Distrito 10 de París, cerca del lugar en el que han tenido lugar los atentados

Desde el viernes por la noche, un grupo de 14 cordobeses no salía de su hotel de París. “Escuchamos ambulancias por todas partes. Hemos visto a gente corriendo por las calles y pasan helicópteros constantemente”, relataban los alumnos, en la misma madrugada del viernes al sábado, pocas horas después de que se produjeran los ataques. María forma parte de un grupo de 14 miembros de la Escuela de Artes y Oficios Mateo Inurria de Córdoba (12 estudiantes y dos profesores) que está en un hotel de París, en el corazón del Distrito 10, a apenas dos manzanas de uno de los lugares en los que han tenido lugar tiroteos y ataques terroristas.

Los estudiantes no han querido que se divulgue su historia hasta hoy, cuando han podido hablar todos con sus familiares y amigos de España. No querían preocuparlos más de lo que ya estaban, por una razón lógica. Los alumnos detallaron a este periódico las horas de “tensión, llanto y desesperación” que se sucedieron a los ataques, que ocurrieron muy cerca de donde estaban. Estos cordobeses, que han acudido a Francia para visitar la exposición de Photoparis, estaban ya en su hotel y no volvieron a salir a la calle. Desde sus habitaciones, trataban de ponerse en contacto con sus familias en España para informarles de que se encontraban en perfecto estado. Hasta que han conseguido tranquilizar a todos han vivido días de angustia.

Estos jóvenes estudiantes no han abandonado su hotel hasta esta tarde, cuando ya han decidido dar una vuelta por la ciudad. Allí, han paseado por la zona centro de la ciudad, han acudido al Louvre y han vuelto a ser testigos de lo que ha ocurrido en la Plaza de la República, donde el estallido de una bombilla ha sido confundido con un tiroteo y se ha desatado nuevamente el pánico.

París, dos días después de los ataques, es en este momento una ciudad en estado de sitio. El Ayuntamiento ha pedido a sus vecinos que no salgan a la calle mientras la Policía y el Ejército tratan de localizar a los terroristas que puedan quedar sueltos. “Estamos bien, nos ha pillado en el hotel ya y gracias a Dios que no hemos estado fuera”, detallaba una de las alumnas.

Este grupo de cordobeses ha pasado en su hotel todo el fin de semana. Querían ir a ver la exposición de fotografía, pero en Francia se han suspendido las visitas a todos los museos y a todas las exposiciones. De Francia no se traerán el recuerdo de una exposición, pero sí el susto que vivieron el viernes por la noche, cuando estaban en la ciudad que estaba sufriendo el mayor atentado terrorista de su historia.

Etiquetas
stats