KIKO: belleza asequible

.

Hace tiempo, caminando por la calle Hortaleza de Madrid, descubrí una tienda de cosméticos, de moderno diseño, que era el paraíso del maquillaje. Mis pies acababan de entrar en KIKO, el reino de la cosmética asequible hecha en Italia para conquistar el mundo. Los precios eran tentadores, la calidad buena, el colorido y la diversidad daban vértigo. Más tarde una franquicia de KIKO abría en Córdoba, en pleno centro, a unos pasos de la Plaza de las Tendillas y su estatua ecuestre del Gran Capitán, y justo en el local que durante décadas ocupó la legendaria sombrerería Rusi, conocida internacionalmente como punto de venta del sombrero cordobés.

Italia y la barra de labios tomaron, pues, la antigua tienda de Rusi, aquel histórico templo del souvenir de lujo que es un sombrero cordobés. Pero mi objetivo no es la digresión con la excusa de unos polvos matizadores buenísimos, sino compartir algunos de mis productos favoritos de la marca KIKO.

El lápiz para definir las cejas es de lo mejor del mercado para mi gusto. Es más delgado de lo habitual, lo que ayuda a trazar líneas con más delicadeza y precisión. Presenta una gama de tonos amplia y natural y cada unidad incluye además un sacapuntas. El gel fijador transparente para cejas también es un producto puntero de KIKO.

Los eye-liner también están entre mis preferidos. En concreto, llevo años usando el resistente al agua, y gracias a él, porque cuesta bastante eliminarlo, conocí al desmaquillante estrella de ojos y labios, que arrastra con suavidad todo pigmento.

Las barras de labios y las lacas de uñas conviene probarlas, al igual que los correctores en crema, los coloretes en polvo y en barra, los geles para la limpieza facial, el desmaquillante fácil de uñas, las brochas sintéticas o los protectores solares en spray, de excelente relación calidad precio.

¿Qué define a KIKO? Su innovación permanente, su línea fija de productos básicos, muy competitiva, y, sobre todo, que lanza sin parar ediciones limitadas: para otoño-invierno, las de Navidad, para primavera y verano, más las que tienen como argumento un determinado producto, el cuidado facial, corporal o de las manos, la protección solar, etc.

Otra clave son las promociones. Cada poco hay un producto, tanto en las tiendas como en la página web de venta on line, que está rebajado y de esta forma se pueden conseguir barras de labios a 1,90 euros, por ejemplo. Además, aplican descuentos muy interesantes en colecciones pasadas como Daring Game.

¿Quién está detrás de la marca KIKO? Un poderoso hombre de negocios de Bergamo, Antonio Percassi, que a los 23 años cambió su carrera en el fútbol por la aventura de hacerse empresario y terminó amasando millones de euros junto a Luciano Benetton y otros magnates del sector inmobiliario, los clubes de fútbol o los centros comerciales.

KIKO realiza toda su producción en Europa y EEUU, cumple los estándares de seguridad y respeto a los animales, no utiliza parabenes ni zinc, según la página oficial de la compañía. En suma, la reina KIKO te dice que para ponerse más guapa el bolsillo no será problema.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación.

Etiquetas
Publicado el
10 de enero de 2015 - 14:19 h
stats