¿Desaparecerá el dinero en efectivo?

.

La nueva normalidad, esperemos que esté a punto de llegar, ya está provocando cambios radicales y novedades en el día a día de cada uno de nosotros.

Nos hemos ido adaptando casi sin darnos cuenta a trabajar desde casa, a no salir a la calle todos los días, a no ver a nuestros seres queridos, etc.

Incluso puede ser, como decía un amigo, que aún llevemos en nuestra cartera ese billete de 10€ que sacamos del cajero el 12 de marzo de 2020.

El dinero en efectivo, billetes o monedas, se ha dejado casi de utilizar en este periodo de confinamiento, nos han recomendado utilizar como medio de pago otros medios como puedan ser las tarjetas de plástico o el móvil para evitar contagios.

Este nuevo hábito de pago de nuestras compras cotidianas utilizando la tarjeta o incluso nuestro propio teléfono móvil, nos puede dar un gran disgusto a final de mes al descubrir lo que hemos pagado sin darnos prácticamente cuenta.

Esta implantación de estos medios de pago en tan corto plazo de tiempo puede acelerar la desaparición del dinero tradicional, de los billetes y monedas que aún continúan en nuestra cartera desde hace ya 2 meses.

Recordemos nuestro sabio refranero español, "ojos que no ven… corazón que no siente".

En ocasiones pagamos con la tarjeta o el móvil sin ser conscientes del gasto real que nos supone esa compra, del gasto que estamos realizando.

El no ser conscientes del "gasto", nos puede originar distorsiones en nuestro ahorro y en nuestro presupuesto mensual, efecto negativo si nuestros ingresos empiezan a disminuir.

Antes de utilizar nuestra tarjeta de crédito, tenemos que conocer de cuánto límite disponemos en la tarjeta de crédito.

Existe un límite disponible y un saldo dispuesto de tarjeta, nos interesa saber cuál será el límite disponible que nos va quedando tras las compras del día a día.

Ese importe disponible será el que podremos utilizar para pagar con la tarjeta, normalmente hasta fin de mes.

Muy importante, no olvidamos de tener saldo suficiente en la cuenta corriente a final de mes, las comisiones e intereses de demora que nos cobrarían nos darían un buen disgusto.

Numerosas tarjetas de crédito nos proporcionarán descuentos en gasolineras, en supermercados y establecimientos adheridos a dicha tarjeta.

Estas tarjetas de crédito nos van a facilitar obtener un ahorro extra, a través de descuentos o vales canjeables en ciertos establecimientos.

Ventajas de las que podemos beneficiarnos cuando efectuamos pagos con ciertas tarjetas de crédito, bien tarjetas de plástico o app de pago en el móvil.

Y no olvidemos, siempre tendremos que pagar lo comprado con nuestra tarjeta de crédito, cuidado.

Precaución si decidimos aplazar los pagos efectuados, el tipo de interés del aplazamiento puede llegar a ser muy alto, hasta un 20% TAE.

Seamos conscientes en la utilización de este medio de pago, de las ventajas e inconvenientes que tiene nuestra tarjeta de crédito.

Si queremos evitar sorpresas a final de mes, mejor utilizar tarjetas con cargo inmediato de la compra realizada en nuestra cuenta del banco, las llamadas tarjetas de débito.

Etiquetas
Publicado el
20 de mayo de 2020 - 12:28 h
stats