It's a bad time for newspapers

Supongo que no lo saben y por eso se lo cuento. Si usted convoca una manifestación en Córdoba es probable que no haya periodistas para contarla. Pasó el viernes, pasó ayer y seguirá pasando. No se trata de una conspiración mediática contra la gente que protesta. No. Tampoco que su manifestación no sea importante o interesante. Tampoco. Lo único que pasa es que apenas sobreviven (o intentan sobrevivir) periodistas para contarlo.

El viernes por la mañana y casi a la misma hora en Córdoba hubo cuatro manifestaciones. Las cuatro en distintas zonas de la ciudad: Ayuntamiento, Gran Capitán y polígonos industriales. La mayoría de los periodistas que sobrevivimos (o intentamos sobrevivir) estuvimos en el Ayuntamiento. ¿Por qué? Quizás, y sin atender a ninguna conspiración ni entrar a valorar en si a Kennedy lo mató la CIA o Fidel Castro, porque era la más cómoda: estaba cerca de la mayoría de ruedas de prensa de la mañana. El resto de protestas no salió (y ya sabe usted que el que no sale en la foto es como si no existiera) pero porque no había periodistas para contarlo.

Supongo que no lo saben y por eso se lo cuento. Por cada periodista que pierde su trabajo usted tiene una posibilidad menos de enterarse de las cosas que pasan o, llegado el punto, de denunciar las cosas que le pasan a usted y que alguien le haga caso.

Hay quien dice por ahí que el sector al que más le está afectando la crisis no es al de la construcción sino al de la comunicación. No tengo datos para asegurarlo pero no me extrañaría. Desde que estalló la crisis, ¿se ha dado usted cuenta de los canales de televisión locales que ha tenido que borrar de su parrilla? ¿Ha visto lo 'finitos' que vienen algunos periódicos? ¿Por qué somos tan pesados por el tema Bretón? ¿No será que dedicamos ocho horas del día a hablar de este tema porque no tenemos periodistas que puedan trabajar otras historias que tienen el mismo o más derecho a salir en la tele?

Supongo que no lo saben y por eso se lo cuento.

El vídeo del final es la quinta temporada de The Wire, dedicada, entre otras cosas, a la prensa. Es del año 2008, cuando el periodismo ya estaba en crisis antes incluso de que llegara la crisis. 'It's a bad time for newspaper', gritaba el director. "Tenemos que hacer más con menos", y esas cosas. Supongo que no lo saben y por eso se lo cuento, pero con menos se hace menos. Y eso es así.

http://www.youtube.com/watch?v=gKM34ijnhzI

Etiquetas
Publicado el
9 de octubre de 2012 - 06:05 h