El disputado voto del Sr. Cayo

Los señores Cayo residentes en nuestra ciudad se habrán echado las manos a la cabeza al confirmarse que habrá elecciones andaluzas en 2015. Si ya les parecía excesivo tener elecciones municipales y generales, ahora se han colado las andaluzas y se preguntarán: ¿alguien piensa en nosotros? Han escuchado todo tipo de opiniones sobre la necesidad de adelantar las elecciones andaluzas y se han asombrado de que todas sean interesadas, y que ¡a nadie le hayan pillado por sorpresa!, ¡ja!. El único sorprendido,, pues, es el Sr. Cayo.

"El disputado voto del sr. Cayo" (1986) es una película de Giménez Rico, basada en la novela de Delibes. Cuenta el encuentro entre un político de izquierdas (Galiardo) y el alcalde de un pueblo de tres habitantes (Rabal), al que quiere convencer para que le vote. El político, a pesar de su pasión, quedará impresionado al darse cuenta que hay una realidad al margen de la que él mismo cuenta. Ante la afirmación de un acompañante suyo (Miramón) de que son la opción del pueblo, de los pobres, el Sr. Cayo le espetará asombrado: "Pero yo no soy pobre", demostrando la lejanía de planteamientos de unos y otros.

De igual manera, ¨la que manda" quiere convencernos que el adelanto electoral es por nosotros, para darnos la palabra. Rompen con Izquierda Unida argumentado que es lo mejor para Andalucía, la misma excusa que usaron para pactar. Lo cierto es que podía haber demostrado mejor ese interés por los andaluces, evitando los recortes en sanidad, en educación, en empleo, en ayudas sociales, ... y, por lo pronto, lo que acaba de hacer es dar la puntilla a las elecciones locales, sacrificando el debate municipal al autonómico. La convocatoria andaluza obliga ahora a todos los partidos a desactivar su calendario electoral para las locales, abandonar su precampaña y dedicarse a preparar candidatura, programa y estructura electoral andaluza.

Así sucede con IU, pues su candidato a alcalde de Córdoba, Pedro el hincha, es a su vez el coordinador provincial, y su recién nombrado jefe de campaña, Mariscal el senador, es el secretario andaluz del PCA. Asimismo, ahora tienen que ver como recolocan a los defenestrados del gobierno andaluz: Cortés, López, Córdoba, el mismo García, ... El recién estrenado slogan "Recupera Córdoba" deberá guardarse para dar lugar al slogan que, a toda prisa, deberán preparar para Andalucía, pues no hay vallas para todos. Después de lo mal que le ha sentado a Anguita que lo usen, quizá es lo mejor que pueden hacer. Incluso han cambiado los adversarios, pues el PSOE ha pasado a ser de "la otra orilla" en vez de un compañero de gobierno, de ahí el primer rifirrafe entre la candidata Poppins socialista y él.

En cuanto al PSOE, en vez de disponerse a preparar las candidaturas y programas locales, ahora tiene que superar las guerras internas para estar en el Parlamento andaluz, ya que es uno de los pocos sitios donde puede aspirar a gobernar, y ya sabemos lo que eso significa: cargos, sueldos, asesores, etc. Las opciones para Córdoba capital son prácticamente nulas y ahora han de trabajar para hacer de teloneros de "La que manda". Por lo pronto, ya se han recolocado algunos, como "la Durán", que ha huido del ayuntamiento a un puesto para el futuro desde el que optar a ir en las listas andaluzas.

Para Podemos tampoco será fácil. Si no pensaban presentarse como tales a las locales y difuminarse en Ganemos, ahora han de acelerar su marca electoral para presentarse a las andaluzas. También se van a encontrar con un cambio de adversario puesto que la primera casta a desalojar será la socialista. Estaban enmarañados en el proceso de elección de candidato de Ganemos y ahora han de priorizar unas primarias andaluzas. A Equo se lo han puesto difícil al tener que presentarse solos a las andaluzas y compartir mantel en las locales: adversarios y compañeros a la vez. Otras pequeñas fuerzas como Ciudadanos, UPyD o UCOR, quizá prefieran que todo se les concentre en pocos meses ante la debilidad organizativa y de medios de los que disponen.

Por último, para el PP local y Hamlet Nieto, todo será más fácil. Durante dos meses el objetivo central será la Junta de Andalucía, los Eres y el paro por lo que no tienen nada que perder y sí mucho que ganar. Asistirán entusiasmados a que el PSOE sea atacado por IUCA y Podemos y ello contribuirá a que en mayo el vecindario dude de una supuesta victoria de la izquierda y se alejen las posibilidades de un pacto poselectoral antiPP.

En cualquier caso, el Sr. Cayo observará atónito el espectáculo que se avecina y, posiblemente, se niegue a recibir a tanto político, aunque, pensándolo bien, luego le prometen cuatro años sin visitas, normal si no hay elecciones, por lo que volverá la tranquilidad.

Etiquetas
Publicado el
29 de enero de 2015 - 07:47 h
stats