Pinterest, ¡Qué bonito eres!

¿Te acuerdas de ese corcho que tenías en tu habitación y en el que ibas clavando a base de chinchetas de colores todo aquello que se te pasaba por la mente? Pues Pinterest es algo parecido pero en versión 2.0, una red social donde los usuarios comparten elementos visuales (imágenes o videos).

Para acceder a Pinterest puedes hacerlo bien logándote con tu usuario de Facebook o Twitter o bien creando un perfil propio de Pinterest. Una vez dentro, y tras configurar el perfil, las notificaciones y demás (como en cualquier otra red social) la dinámica de funcionamiento es muy sencilla.

Los elementos que se publican se llaman pines pines(chinchetas en inglés) y se distribuyen en boards/tableros (aunque yo siempre he dicho tablón -de corcho- en lugar de tablero) en función del criterio que el usuario estime oportuno. Para pinear algo puedes o bien subir directamente la imagen que quieres compartir creando un nuevo pin o bien pinear una imagen que hayas encontrado en la web (Pinterest en este caso enlazará al origen del pin en la red). Los pines pueden llevar título y también es posible incluir una descripción. Los pines se presentan como una tarjeta compuesta por la imagen en cuestión en la parte superior (y de tamaño variable en función de las dimensiones de la imagen) y en la parte inferior los elementos descriptivos que comentaba antes, así como las interacciones que ha recibido por parte de los demás usuarios.

Los tableros por su parte tienen varios elementos descriptivos a completar: título (es el único obligatorio), descripción, categoría y quienes pueden pinear en el tablero en cuestión (sí amigos, existen los tableros colaborativos, un mundo lleno de posibilidades!). Pinterest te permite crear hasta un máximo de 3 tableros secretos, a los que únicamente el usuario que los ha creado tendrá acceso.

Las posibilidades de acción (interacción) son más bien escasas y quizá por esta sencillez tiene tanto éxito la red social de los "corchos".

Refiriéndome a los propios pines: pueden ser marcados con "me gusta". También se les puede repinear: viene a ser pinearlo en un nuevo tablero propio del usuario que repinea. Existe también la posibilidad de dejar comentarios. Y tanto en la descripción como en los comentarios Pinterest permite usar hashtags (¡ojo! que las tildes inhabilitan elhashtag)

Puedes realizar búsquedas por pines, usuarios o tableros.

Es posible explorar las categorías predeterminadas por la propia red social para descubrir nuevos elementos.

Y por supuesto se puede seguir tanto a usuarios como a tableros. Esto último es interesante por lo siguiente: en la página principal, la de inicio una vez que has iniciado sesión, aparecen los pines que van publicando aquellos usuarios a los que sigues; hasta ahí todo normal ¿no?. Pues imagina que a Fulanito le encanta el tema X  y tiene un tablero dedicado a ello, tema que a ti poco o nada te interesa; para evitar que tu página de inicio se llene de esos pines concretos que poco te aportan, puedes dejar de seguir ese tablón de Fulanito. De esta manera, seguirás viendo el resto de pines que Fulanito añade a sus tableros y si te interesan evitando aquellos que a ti ni fu ni fa.

Y después de todo el rollo que os he contado sobre Pinterest os preguntaréis ¿y el título del post a qué viene? Pues precisamente por ser una red social tan visual parece que se presta a que  los contenidos sean cosas bonitas, o cuando menos estéticamente "cuidadas". Daros una vuelta por la red y veréis a lo que me refiero.

Y para terminar ¿qué tal algunas cifras y datos curiosos?

  • En febrero de 2013 ya contaba con 48,7 millones de usuarios,
  • de los cuales el 80% son mujeres.
  • En 2012 creció un 1.047 % (se dice pronto ¿eh?).
  • Es la tercera red social más popular (aunque haya gente que no ha oído hablar nunca de ella).
  • Los temas más populares son: Hogar, Artesanía (los amantes del mundo handmade-DIY tienen en Pinterest un filón), Moda y Gastronomía.

Así que dicho todo esto, os invito a pegaros un paseíto por Pinterest, a ver si encontráis algo que os guste, que entre tanta cosa bonita es difícil no dar con algo que llame tu atención.

Fuentes: conScore, Nielsen's 2012 Social Media Report.

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2013 - 04:30 h
stats