Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana jueves, 20/06/2024
Sobre este blog

Soy cordobesa, del barrio de Ciudad Jardín y ciudadana del mundo, los ochenta fueron mi momento; hiperactiva y poliédrica, nieta, hija, hermana, madre y compañera de destino y desde que recuerdo soy y me siento Abogada. 

Pipí Calzaslargas me enseñó que también nosotras podíamos ser libres, dueñas de nuestro destino, no estar sometidas y defender a los más débiles. Llevo muchos años demandando justicia y utilizando mi voz para elevar las palabras de otros. Palabras de reivindicación, de queja, de demanda o de contestación, palabras de súplica o allanamiento, y hasta palabras de amor o desamor. Ahora y aquí seré la única dueña de las palabras que les ofrezco en este azafate, la bandeja que tanto me recuerda a mi abuela y en la que espero servirles lo que mi retina femenina enfoque sobre el pasado, el presente y el futuro de una ciudad tan singular como esta. 

¿ Mi vida ? … Carpe diem amigos, que antes de lo deseable, anochecerá.

Son campeonas. Tú, un miserable. Se acabó, Rubiales

Rubiales, se acabó

Magdalena Entrenas

1

“Me levantó -ella - a mí del suelo… ¿Un piquito? ¡Vale!” No sé si cuando lean esto la realidad habrá superado una vez más cualquier ficción. Esta “falsa feminista” ha escrito estos días no una, ni dos columnas, y todas se han ido quedando obsoletas por una realidad a cada paso más inverosímil.

El miserable exhibió el modus operandi del auténtico delincuente, cuando a pesar de ser trincado infraganti lo niega todo y se victimiza. Da igual que haya huellas, cámara de vigilancia, o una testigo presencial. La cuestión es atrincherarse en la absurda negación de la realidad, buscando ganar tiempo, la atenuante de dilacion indebida, un fallo del sistema judicial, o la presunción de inocencia aplicada in extremis por incomparecencia al juicio del testigo de cargo. ¡Mientras él gana tiempo y más dinero! Menudo marrón le ha caído a Jenni.

¡De campeona con derecho a disfrutar un logro inigualable, a convertirse en la “testigo protegida ”! Sin libertad, ni vida propia, hasta que llegue el día del banquillo, recayéndole la carga de aguantar falsos comunicados, presiones, alusiones continuas y mentiras redomadas.

No, Rubiales no solo no dimitió, sino que mintió sin pudor, sacándose del bolsillo el último comodín, el flotador salvavidas en forma de guiño a la derecha odiadora de Sánchez, de las políticas de género y el feminismo para, a fin de cuentas, utilizarlos. “Si ves lo que ellos dicen que hice, estás a favor de toda su basura”. Ha tratado de convertir su comportamiento execrable, impropio, injustificable, posiblemente delictivo y difícilmente superable en el ranking de lo peripatético, en un debate político con el que dividirnos, erigiéndose en el repentino portavoz de esa España que ya no existe porque apela a falsos valores contrarios a las leyes actuales.

Qué lástima que como dice mi hermano no se hable del pedazo de jugadora que es Aitana - ¿ próxima Balón de oro ?-; de Irene Paredes y su posición en el campo, de cómo saca el balón jugado; de Mariona, la todo terreno que se deja la piel no exenta de clase; de Tere, la centrocampista y la revelación del Mundial; de Salma, una delantera con velocidad y golpeo del balón fuera de lo normal; de Irene, que con el balón en los pies es una de las que ve el fútbol mejor del mundo; y de Olga, rápida, lista, con buena conducción del balón y un disparo mortal que la convierten en el 10 de la Selección.

Por favor, no dejen de hablar de ellas y no caigan en la trampa del trilero, ese de los vasos y el tapón que nos enreda y nos hace ver lo que no es. Esto no es un debate político, esto es pura miseria, falta de respeto y de la más elemental educación, ausencia de decoro, abuso de autoridad, trato degradante e inapropiado, falsedad en documentos oficiales, incumplimiento de las formas más elementales en un palco para con el contrincante - ya ni siquiera por respeto a la Reina- y un rosario de infracciones muy graves a la luz de la Ley del Deporte precisamente de quien debiera ser ejemplo de lo contrario. Y cuando Jenny hable ante un tribunal, una infracción penal de libro con el planeta tierra por testigo.

Debajo del grafiti del muro de Berlín del famoso beso de Leonid Brezhnev y Erick Honecker en 1979 reza “Dios mío, ayúdame a sobrevivir a este beso mortal”. Rubiales no puede ni debe sobrevivir al suyo. Y nadie debe ayudarlo, ni siquiera ese ejército facilón que pretende reclutar de estómagos agradecidos y contrarios a las “falsas feministas” como yo.

Rubiales, se acabó. 

Sobre este blog

Soy cordobesa, del barrio de Ciudad Jardín y ciudadana del mundo, los ochenta fueron mi momento; hiperactiva y poliédrica, nieta, hija, hermana, madre y compañera de destino y desde que recuerdo soy y me siento Abogada. 

Pipí Calzaslargas me enseñó que también nosotras podíamos ser libres, dueñas de nuestro destino, no estar sometidas y defender a los más débiles. Llevo muchos años demandando justicia y utilizando mi voz para elevar las palabras de otros. Palabras de reivindicación, de queja, de demanda o de contestación, palabras de súplica o allanamiento, y hasta palabras de amor o desamor. Ahora y aquí seré la única dueña de las palabras que les ofrezco en este azafate, la bandeja que tanto me recuerda a mi abuela y en la que espero servirles lo que mi retina femenina enfoque sobre el pasado, el presente y el futuro de una ciudad tan singular como esta. 

¿ Mi vida ? … Carpe diem amigos, que antes de lo deseable, anochecerá.

Etiquetas
stats