Lunes Santo

Tras el muy complicado pronóstico y posterior seguimiento en la jornada de ayer, que se saldó con el recuento positivo en mi cuenta personal de previsiones acertadas, y un más que razonable buen resultado en el número de cofradías que llegaron a completar su pasarela, aún a pesar del manifiesto riesgo con que contaba la tarde, llegamos a mi particular segunda estación de penitencia meteorológica. Si bien ayer la mayor tragedia quedó reservada para los vecinos sevillanos, las predicciones para hoy podrían repartir dicha suerte entre alguna que otra ciudad más. Veamos.

Como ayer les comentase, disfrutamos de una situación de vientos ábregos, que tienden, y tenderán a lo largo de toda la semana, a ir dejándonos interesantes aportes de humedad en toda la mitad occidental andaluza. La suerte es que el tercio sur peninsular quedará al margen, al menos en la actual jornada, de las precipitaciones más importantes.

De nuevo una situación realmente complicada en su predicción, muy similar a la de ayer, pero que difiere en dos aspectos fundamentales que serán decisivos para su desarrollo a partir de las horas centrales del día. El primero, un cambio en la componente de los vientos, que pasarán de noroeste a oeste, con lo que notaremos un ligero ascenso de las temperaturas, que favorecerán mayores aportes de humedad, lo que hará que tengamos cielos más cubiertos y alta probabilidad de precipitaciones algo más consistentes y no tan esporádicas. El segundo, un descenso en la velocidad vertical del viento en nuestra zona, lo que disminuirá en mayor o menor grado, el carácter convectivo de las bandas de precipitación, y por tanto la aparición de fenómenos de carácter tormentoso como los que tuvimos ayer.

Es decir, resumiendo y por ir acabando, seguiremos con la inestabilidad meteorológica propia de la época en que estamos, derivada de la composición atmosférica que estos días presenta el Atántico Norte, y que en la tarde de hoy estará marcada por la posibilidad de precipitaciones débiles, pero algo más generalizadas que en la jornada de ayer, y que serán más probables cuanto más al norte. Una tendencia que se irá acentuando con el paso de las horas y que servirá de introducción a la jornada del martes.

Mi recomendación, la misma que en la jornada de ayer, obviar las predicciones que devuelven los automáticos de los servicios web, incluso los análisis de modelos como este, y recurrir a la inmediatez y el seguimiento objetivo de quienes no ponemos emoción donde sólo debe haber razón, y prudencia, mucha prudencia.

Etiquetas
Publicado el
25 de marzo de 2013 - 07:00 h
stats