La Noche Negra del Flamenco: De Nueva Orleans a Jerez

.

Django Reinhardt tocando debajo de un puente con un grupo de gitanos de Barcelona. Ésa sería la imagen de este podcast.

Real o imaginada. Son los años 30. Y el Flamenco Jazz o el Jazz Fusion no existen. Faltan décadas de experimentación sonora y de palabrería crítica para llegar a ese punto. Sin embargo, Django ya está ahí, con esa forma suya de tocar la guitarra, y aparece en Barcelona. Algujien se lleva el dinero del concierto y otro alguien ve al guitarrista gitano tocando acordes debajo de un puente. En otra parte de este país, casi al mismo tiempo, el maestro Ramón Montoya está grabando discos con el saxofonista Fernando Vilches, y creando la primera manifestación de lo que se consideraría Flamenco fusión.

Son los maravillosos años de Entreguerras, de la República en España, de la modernidad que convertía a Barcelona en una de las Capitales del Jazz, y que permitía a un guitarrista como Montoya experimentar con géneros a priori alejados de nuestras latitudes pero unidos por un hilo fino y doloroso: La tragedia de dos pueblos. Comparten el pueblo gitano y el pueblo afroamericano un pasado trágico marcado por la persecución, el menosprecio y la intolerancia. Y del dolor nacen, crecen y germinan dos géneros, el Flamenco y el Jazz, destinados a encontrarse

De ese encuentro va el podcast de hoy, firmado por el gran Antonio Márquez, cuya inestimable ayuda fue vital a la hora de levantar el Podcast dedicado a Enrique Morente y Omega. Márquez ha decidido en esta ocasión viajar un poco más lejos y establecer un periplo imaginario que va desde Nueva Orleans, cuna del Jazz, hasta Jerez, zona cero del flamenco.

Y lo ha hecho contando con gasolina de alto octanaje: Miles Davis, Coltrane, Chick Corea, Jerry Gonzalez o Al Di Meola del otro lado del charco; Paco de Lucía, Pedro Iturralde, Tomatito, o los más jóvenes e inspirados Rocío Márquez y Antonio Lizana a este lado del atlántico.

El Resultado es un fabuloso Podcast de casi 2 horas, llamado 'De Nueva Orleans a Jerez', y que es casi un manifiesto previo contra 'La Noche Blanca del Flamenco' que tendrá lugar mañana. Y digo que es un "manifiesto contra" porque en este Blog pensamos, al igual que el cantaor jerezano Manuel Torre, que "la música que no tiene sonidos negros, no tiene pellizco". 

A este respecto, Márquez me contradice y me invita a repensarme mi opinión sobre La Noche Blanca del Flamenco: "El espectáculo sobre los 25 años de la muerte de Camarón, con Jorge Pardo sobre el escenario, se ajusta a este podcast", me explica. Además, me recomienda "las apuestas de baile, con Ana Morales y la joven Patricia Guerrero".

Así que tomo nota y escucho lo que tiene que decir Márquez sobre el Flamenco y el Jazz.

"El Flamenco Jazz es un género que mezcla las estructuras de ambas músicas. Aunque, para ser realista, echo en falta más artistas que hagan una fusión completa. Buena parte de lo que se produce bajo la etiqueta de Flamenco-Jazz es Flamenco interpretado con instrumentos ligados al Jazz"."El hecho de que el Flamenco sea una música tan hermética, hace que sus fusiones tengan personalidad propia. Sólo hay que ver lo rápido que se encienden las alarmas de los puristas"."Aunque siendo dos músicas con un nacimiento muy parecido, el Jazz ha conseguido hacerse una música universal. Ya no hay que ser un hombre de color del bajo Misisipi para que te tomen en serio. Por su parte, en el flamenco, sigue siendo una lacra para los artistas su procedencia. Si estos son de fuera de España o de Andalucía incluso, salvando pocas excepciones"."Me parece muy interesante que fueran primero Miles Davis o John Coltrane los que hicieran la fusión. Eso dice mucho del desarrollo posterior que han tenido ambos géneros"."El momento de mayor popularidad fue de la mano de Paco de Lucía, con el 'Super Guitar Trio' primero, con sus giras con McLaughlin y Coryell, y después con McLauglin y Di Meola. Esto llevaría a Paco a formar poco después su famoso sexteto. Sin duda, ha sido con Paco cuando el género ha alcanzado las cotas más altas de popularidad"."Precisamente, el cierre del podcast es un tema en directo de Paco de Lucía con Di Meola y McLaughlin que para mí es pura magia. Es de los temas a los que vuelvo una y otra vez durante los últimos 10 años. De hecho, ya me acompañaba en el instituto por las mañanas"."El podcast no tiene ninguna estructura. Aunque intenta abarcar todas las tonalidades que se pueden encontrar en el género, desde la mezcla con el Free-Jazz hasta fusiones para todos los públicos. Creo que el podcast es una buena carta de presentación para quien no conozca esta fusión"."Destacaría, por la novedad, el tema que da nombre al último disco de Rocío Márquez que es una seguiriya con unos toques de Free-Jazz bastante arriesgado. En lo personal el tema 'Sólo quiero caminar' de Chano Domínguez y Jorge Pardo.. Y por ser, en mi opinión, uno de los que mejor fusiona los géneros, el tema que he incluido del noneto de Alexis Cuadrado"."Lo mejor del Flamenco Jazz es que puede ser una buena puerta de entrada hacia el Flamenco. A nivel personal, siempre me he visto magnéticamente atraído por las fusiones, no sólo en el Flamenco. También me pasa en el Rock y sobretodo en la música electrónica".

Etiquetas
Publicado el
16 de junio de 2017 - 12:42 h
stats