Tras largas negociaciones

Javi Lara, en el Córdoba juvenil de 2004, a la derecha de Javi Flores.

Hubo gente que pensó que era una broma. ¿Javi Lara fichado por el Córdoba? "Hasta que no lo vea con la blanquiverde no lo creo", decían en las redes sociales, que se revolucionaron después del anuncio oficial -y aún así, poco convincente para muchos- de un acuerdo con el futbolista de Montoro para incorporarse al club. Un canterano, sí. Se fue -le abrieron la puerta, mejor dicho- en 2004 y regresa casi 13 años después tras haber descrito una trayectoria singular: de Villanueva a Calcuta pasando por Ponferrada. Debutará con el primer equipo de su tierra a los 31 años. "Cumplí mi sueño", indicaba el propio Lara en un vídeo divulgado por el club y que, obviamente, también pareció a un gran sector del cordobesismo -y con total razón- un montaje para provocar la risa amarga en un mercado invernal que sólo había traído rumores y contratos profesionales para juveniles.

¿Dónde están los fichajes? Pues ya está aquí el primero. Javi Lara llega -vuelve- al Córdoba CF tras largas negociaciones. Larguísimas si se entiende como tal esa permanente conexión sentimental, con flirteos descarados casi siempre a través de alguna celestina empeñada en emparentar al montoreño y al club que le lanzó... en dirección opuesta.

Durante más de una década se ha escuchado o leído su nombre en los medios como opción para el Córdoba, que ya sea por falta de acuerdo o de interés jamás se concretó. Hace unas horas, sin que nadie lo esperara -más que nada porque las veces que en el club blanquiverde hicieron la cobra a Lara fueron bastantes-, Javi Lara se convirtió en el primer refuerzo invernal. Llega con un contrato de meses: firmó hasta el 30 de junio. Que haya un cordobés en el Córdoba nunca es mala noticia para los románticos. Que éste sea Javi Lara, más allá de su lugar de nacimiento, supone un motivo de esperanza para quienes aún alimentan la ficción del ascenso.

El cordobés llega de ser el mejor centrocampista de la Superliga India, en la que conquistó el título siendo una pieza capital en el Atlético Kolkata, donde le ha entrenado el ex portero internacional Molina. Habrá quien diga que ese campeonato es de chufla. Y está claro que no es la Champions, pero tampoco la Segunda División actual exige niveles de excelencia y Lara posee competencias futbolísticas -además del factor emocional, que en El Arcángel cuenta- para echar una buena mano al Córdoba. A Carrión le va a venir muy bien contar con un perfil que al equipo le venía faltando: el de un jugador de la tierra, que conoce el club, con personalidad y muchas ganas -declaradas en público, sin rencor a pesar de que le daban portazo cada año- de vestir la blanquiverde. El invierno pasado, también después de pasar por la India, Javi Lara sonó para el Córdoba. Un clásico, como los villancicos. Al final recaló en el Tenerife, donde no hizo mal papel. En cualquiera de los casos, su aportación fue infinitamente superior a la que regaló al Córdoba Eddy Silvestre, que fue el elegido para apuntalar una formación que ya había perdido la pujanza de la primera vuelta.

Javi Lara ya está aquí. Muchos de los seguidores más jóvenes apenas sabrán quién es este extremo derecho que alcanzó notoriedad mediática en los últimos días por la conquista del título en la India. También se ganó el jornal en el Villanueva, el Écija, el Alcoyano, el Alcalá, el Lucena o la Ponferradina antes de pasar a la historia como el autor del primer gol de la historia del Éibar en Primera División. Allí, con la zamarra armera, disputó 31 partidos en la élite. El último fue un Éibar-Córdoba en Ipurúa, con un 3-0 para los locales y un adiós sin gloria para los blanquiverdes. Javi Lara, el trotamundos de Montoro, vuelve a casa.

Etiquetas
Publicado el
11 de enero de 2017 - 13:21 h
stats