Una mirada alegre en San Cayetano

La archicofradía del Carmen celebró este sábado la salida procesional del Milagroso Niño Jesús de Praga, que recorrió el barrio de Santa Marina con los sones de la Banda Caído y Fuensanta

Calurosa tarde. Tanto como el resto del día, que lo es pleno de mayo. La festividad en la ciudad continúa, allá en El Arenal. El mes de Córdoba se encamina a su final. Lo hace con una continua muestra de fe. Porque es tiempo de Gloria, tiempo de devoción. También de compromiso por parte de la juventud, que un año más vuelve a demostrarlo desde San Cayetano. Son las ocho y el cielo todavía aparece vestido de azul claro. A las puertas de la iglesia conventual de San José son muchos quienes aguardan el instante. Vecinos, fieles y cofrades esperan la salida del Milagroso Niño Jesús de Praga, que de nuevo va a llenar de alegría su feligresía y el barrio de Santa Marina. Los jóvenes del Carmen inician el trayecto al ritmo que poco a poco llega la noche.

La luna no termina de hacer acto de presencia hasta bien avanzado el recorrido de una comitiva que en su mayor parte forman jóvenes tanto de la archicofradía como de otras hermandades. Niños y niñas, que acompañan al titular de una corporación que sólo unos días antes celebrara el cuarto aniversario de la coronación canónica de Nuestra Señora del Carmen. En esta ocasión, la procesión comienza más tarde de lo habitual con la intención de esquivar las altas temperaturas de una soleada tarde de mayo. Es a las ocho cuando las puertas de San Cayetano se abren. El cortejo camina con alegría. Sonrisa entre quienes preceden al Milagroso Niño Jesús de Praga, que marcha con los sones de la Banda de Cornetas y Tambores Nuestro Padre Jesús Caído y Nuestra Señora de la Fuensanta.

Etiquetas
Publicado el
22 de mayo de 2016 - 14:10 h
stats