Tarde en la cacería de gamusinos... o gamusinas

Luis Carlos Rejón con Anguita en una foto de archivo.

0

Dicen, los que dicen que me conocen hasta las entretelas, que entre la herencia germanoide, como el acero, de mi madre y la malafollá granaina de mi padre (del valle de Lecrin en concreto), tengo días de una mezcla explosiva que haría saltar de los nervios al mismísimo santo Job. Quede todo en claro y en paz.

El otro día del fin de semana, fui invitado por Sebastián Pérez coordinador provincial de IU en Córdoba, a la presentación de su libro Pensamiento y praxis de la izquierda. Buena gente, muy trabajador y una clara mente gramsciana, puesta al día.

Era la fiesta del PCA (Partido Comunista de Andalucía), y me apetecía ver a los viejos y nuevos camaradas y de camino utilizar mi genética, para dedicarme a la caza de gamusinos (una subespecie política donde se arrejuntan desechos de la vieja política con la intención de conseguir un puesto en las listas electorales o tener un minuto de gloria).

Los gamusinos y gamusinas merodean últimamente como buitres en torno a “la cosa” de ELLA, así que entendí que con un poco de paciencia podría tener un buen día de cacería. Sonriome la suerte al salir de la magnífica presentación del libro (gracias Alcaraz), pues yendo a tomar un refresco, me encontré con uno de los gamusinos que ejerce de Juan el Bautista, con la levantada frente de los ungidos.

Después de los saludos de rigor (la educación casi siempre), entré al tercio de banderillas. Espabilaros un poco, porque electoralmente estáis al borde del precipicio y tres pasos más. Hace unas semanas me fui a Portugal a comprar alguna revista política sobre análisis de sus recientes elecciones, buen análisis pero negativo, en cierta manera pronosticaban el resultado de las autonómicas en Castilla-León. Introducían el viejo concepto de Estabilidad. Y eso no es nada. Según los últimos sondeos en España, el 43% del electorado cree que la gente de Putin aquí, son los comunistas y otro 43% % que son los de ultraderecha…y eso que apenas ha empezado la invasión de Ucrania… esperaros a que empiecen a aparecer fotos de sangre, sean ciertas o no, y ya veréis. (Esa noche del sábado saltaba a todos los medios la masacre de Bucha).

Sintió el clavado de la banderilla, pues ya se veía figurando en lista electoral por el cupo de personajes independientes con claro prestigio social. Movió la cabeza y el lomo intentando deshacerse del castigo y contraatacó. “Y tú Rejón, que dicen que sabes tanto de elecciones, qué nos aconsejarías?” Puse cara de profesor, y sentencié: Primera ESTUDIAR MÁS.

“¿Más? Yo ya tengo varios títulos”… Toma y yo más máster que Casado y estudio todas las noches cuatro horas (exageré un poco, pues solo estudio de estudiar, dos.) “¿Regalados como los de Casado?”. No guapito sudados… y no me refiero a ti, a tus conocimientos y sí a los de todas y todos. El otro día cuando la ELLISIMA, nos dejó a todos pasmaos, apoyando el envío de armas a Ucrania por un Sanchez que había dicho lo contrario el día de antes… ELLA calló y luego apoyó la afirmación de doña Nadia Calviño repitiendo sus palabras, desautorizando a las ministras de UP y traicionando el no a la guerra de nuestra historia, cuando la vice primera dijo que la política exterior la decide el Presidente del Gobierno. Y eso no es verdad.

El artículo 97 de la Constitución Española dice que “El gobierno dirige la política interior y exterior,…” y el 98.1  que “El gobierno se compone  del Presidente, de las Vicepresidentas y en su caso por las Ministras y Ministros,…”, por lo que es necesario saber más, no solo para responder, sino para elaborar y proponer programas y políticas. Una buena ocasión perdida.

Segunda DEJAR A UN LADO LOS COMPLEJOS DE INFERIORIDAD, con respecto al PSOE y a cualquier fanfarrón con los pies de barro. Con respecto al PSOE, obligándole a aprobar los Acuerdos de Gobierno, aunque yo era y soy partidario de no haber entrado en el gobierno de coalición, sobre todo a la vista de las experiencias y de las enseñanzas, no rogándole su cumplimiento. Con respecto a cualquier fanfarrón, haciendo IU valer su organización y su implantación territorial. “¿Y si los del Psoe no lo cumplen?”. Pues nos salimos, antes de que nos echen, que antecedentes haberlos, haylos. “¿Y qué pasa si forman un frente con la derecha y nos quedamos solos y sin pintar nada? ¿Y cómo sacamos adelante políticas sociales con la que se viene encima?”. Debías saber que no es necesario estar en el gobierno para sacar cosas para tu gente. Ahí están los casos de ERC, PNV o Bildu, todo es cuestión de saber negociar. Se les vota o te abstienes si les hace falta en el voto de investidura y a la oposición. (Gesto despreciativo pues ya se había visto tomando posesión como carguillo en una Consejería o Ministerio del ramo).

Tercera, “¿Vas a dar muchas lecciones?”. No, tercera y última, no estoy dispuesto a dar clase con este frío que hace. HABLAR LA VERDAD Y CLARAMENTE SOBRE NUESTRAS PROPUESTAS sin tapujos. En donde sea menester. Te pongo un ejemplo que va a condicionar, ya lo está haciendo toda la política mundial en todas sus variantes, la guerra de Rusia con Ucrania que es decir la guerra de Rusia con la OTAN, EE.UU. incluido. SI DECIMOS NO A LA GUERRA, HAY QUE SABER DECIR NO A LA OTAN, que es la hacedora de guerras clonadas con fotocopia de sangre, esto de Otan si, u Otan no, no es como ponerse o quitarse el sombrero o echarse o no colonia. (Pone cara de veraneante en la base de Rota  tras su retiro, se le nota su dolor tras el rejón clavado). Doy un paso atrás pues quedo a la espera de un arranque de cornada. “Te recuerdo que en las elecciones del 2000 acordamos con el Psoe, el sí a la Otan. ¿Tú debías saberlo muy bien pues estabas muy cerca de los círculos de poder?” (Notas un amargor de vomito caliente subiéndote por la garganta, mientras recuerdas al candidato en una UVI con su tercer infarto, que lo retiró de la primera línea política). No puedes más. Das un paso para adelante y con gesto de desprecio le dices, MIRA XXXXX VETE DE AQUÍ, ME DAS ASCO. Y yo, me fui a la cola de los tickets a comprar agua.

Acabo de leérselo a Paca, mi amiga de cuatro patas que con su mirada me pregunta si yo le diré alguna vez, Paca me das asco. No Paca, nunca, porque tú no eres ni una gamusina ni una traidora. Tú eres mi amiga.

Se pone de pie y me dice, es que mi programa y mi política es la PAZ.                  

Etiquetas
stats