Sobre este blog

Vivo Córdoba actualmente como Prof. del Área de Arqueología de la UCO. He soñado Córdoba como: Investigador ?Ramón y Cajal? del Ministerio de Ciencia e Innovación (2013-2019). Investigador posdoctoral del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC en Madrid (2010-2013). investigador posdoctoral del Institut de Recherches sur l´Architecture Antique del CNRS-Universitè de Provence en Aix-en-Provence (2007-2010), investigador predoctoral y posdoctoral de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (2005-2006), investigador predoctoral de la Escuela Española de Historia y Arqueología de Roma del CSIC (2003-2004) y miembro de la Real Academia de España en Roma (2002-2003) Licenciado de la 1ª Promoción de Hª del Arte de la UCO (1999). De aquello lejano y de lo diario cercano les dejaré aquí mis aprendizajes, ensayísticos, científicos, críticos y siempre personales, que espero remuevan la viveza de aquel plátano vigoroso que Julio César plantara, símbolo de vida y fertilidad, en esa Córdoba histórica que nos alumbra siempre los buenos días.

Las autovías del Alto Guadiato y de Los Pedroches: Una deuda de siglos.

mapacarreterasplano02 tocada page 0001 (3)

2

Miren el mapa oficial de autopistas y autovías de España de 2022. ¿Ven el agujero? Hasta Teruel tiene autovía que lo conecta con Zaragoza, Valencia y el Mediterráneo. Soria tiene conexión con la A2 y poco a poco con la AP-66 y la A1. Cuenca tiene conexión con la A3 y la AP36 hacia el centro y el Mediterráneo. ¿Se les agranda verdad?

Hace mucho tiempo que se prometió una autovía desde Madrid a Córdoba, pasando por Los Pedroches y desembocando en el cruce con la N-432 en Espiel para ir a Córdoba. Es la AP 41: se quedó en Toledo. Hace tiempo que a Los Pedroches se les dijo que la autovía transversal que uniría Valencia con Badajoz iría por la opción sur y que también pasaría por ellos: se quedó en Ciudad Real. Hace mucho tiempo que se juega con que la N-432 pase a ser autovía desde Granada hasta Badajoz haciendo que, el olvidado Alto Guadiato, pueda tener autovía: se quedó en Zafra

El agujero lo es, pero de injusticia y de inmisericordia, ya en estos extremos del asunto al querer construir incluso una nueva carretera convencional, y ya ser verá..... Y como excusa principal, siempre, la afección a la naturaleza en todos los casos. No será un arqueólogo, o no este, el que diga que no hay que proteger los valores del Medio Ambientes de estos dos santos pulmones de la dehesa española como son las comarcas de nuestro norte. Sin embargo, no he visto que en la Provenza, o en la sinuosa Costa Azul de Francia, haya sido un problema hacer varias autopistas. Tampoco he visto que desde Ventimiglia a Génova, en Italia, lo sea. Son 12.87 km alpinos los que, más al norte, recorre el túnel de Frèjus para conectar ambos países. Y 11.6 km. los que hay bajo el Mont Blanc. 10 km tiene el mayor túnel italiano peninsular por debajo de la maravillosa montaña del Gran Sasso, en el Abruzzo, para poder ir desde Roma al Adriático sin tener que dar una vuelta enorme o morir en el intento por la montaña. Y ya me dirán si hay mejor y más soberbia naturaleza que Los Alpes y Los Apeninos. Desde luego, que un italiano o un francés nunca abandonarían a dos comarcas tan sumamente neurálgicas en la conexión de su países. Lo que pasa es que, a lo mejor, ellos tienen mejor ingeniería y visión que nosotros, además de dinero. (Además de una visión de nación que, por ello, no suele abandonar territorialmente a nadie).

El Guadiato y Los Pedroches siempre fueron la conexión natural y neurálgica principal con el oeste y con el centro de la península desde el Valle del Guadalquivir. Fernando VI nos fastidió privilegiando una “perivuelta” por de Despeñaperros, para conectar con el centro. Claro, el pensaba sólo en las riquezas que venían desde Cádiz con proveniencia habanera de América y por allí le pillaba menos montaña, más llanura y más kilómetros.

No me voy a ir a época romana. Me quedó en la gloriosa Al-Andalus. Desde entonces, digo desde entonces, no se han vuelto a abrir caminos rodados de nuevo trazado con visión logística de conexión interterritorial desde Córdoba hacia Badajoz y Toledo. Romanos y andalusíes sabían que la potencia de las comarcas del interior sólo era posible si conectaban con el valle a través de la Reina del Valle, Córdoba. Y así lo hicieron, como después lo hizo en ferrocarril en el s. XIX. Hoy, hay quién va a Sevilla para ir a Mérida por vía cómoda. Y, por obligación, tenemos que ir a Jaén para ir a Madrid. La línea recta no siempre fue el camino más corto.

El último camino histórico que aprovechó para Córdoba el potencial del Guadiato como vientre de riqueza y comunicador de territorios, fue el Camino Viejo de Badajoz a Córdoba, o de Fuente Obejuna a Córdoba, en nuestro tramo provincial. La actual Cañada Real Soriana. No contentos con el agravio, los pensadores de la NO Autovía del Guadiato quieren hacernos una nueva carretera normal por donde, hoy, sólo discurren vías históricas protegidas en el entorno de los dólmenes de Belmez, del territorio de Mellaria y del BIC de los espacios protegidos de la obra Fuenteovejuna. Y quizás se hace por ahí para no querer hacerla nunca, sabiendo además que es la parte más impactante en el paisaje que hay entre Belmez, Pueblonuevo, Fuente Obejuna y la Sierra de los Santos. Desde Espiel a Córdoba directamente se nos dice que para otra vida, y que nos sigamos matando, en el tramo de mayor carga de camiones y tráfico, porque es en Espiel donde se dividen los caminos hacia el oeste y el centro.

A los que dicen que no hay tráfico suficiente para autovía, les decimos que menos habrá de seguir así la cosa. Y que menos había en otros sitios de ese mapa, y se hicieron. Y, en el fondo, que la vida de los ciudadanos de este país no se pesa sólo en porcentajes de tránsito y tráfico. A los derrotistas que dicen que estas autovías son muy costosas y muy dañinas les digo que miren el agujero y piensen si hay justicia. Les aliento a que tomen ejemplo y viajen siempre por carreteras secundarias, nunca por las endeudadas autovías. Y, les pediría, eso sí, que vinieran más por aquí, aunque sea a comer lechón, para fomentar el conocimiento de causa.

Les deseo, sobre todo, que se no se pongan enfermos de una ingesta en los Ojuelos Altos, el Piconcillo, Villaralto o Fuente La Lancha. Por supuesto tendrán ágil solución en estas comarcas, pero seguirán teniendo los hospitales de mayor referencia, a unos 100km, en Córdoba.

Sobre este blog

Vivo Córdoba actualmente como Prof. del Área de Arqueología de la UCO. He soñado Córdoba como: Investigador ?Ramón y Cajal? del Ministerio de Ciencia e Innovación (2013-2019). Investigador posdoctoral del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC en Madrid (2010-2013). investigador posdoctoral del Institut de Recherches sur l´Architecture Antique del CNRS-Universitè de Provence en Aix-en-Provence (2007-2010), investigador predoctoral y posdoctoral de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (2005-2006), investigador predoctoral de la Escuela Española de Historia y Arqueología de Roma del CSIC (2003-2004) y miembro de la Real Academia de España en Roma (2002-2003) Licenciado de la 1ª Promoción de Hª del Arte de la UCO (1999). De aquello lejano y de lo diario cercano les dejaré aquí mis aprendizajes, ensayísticos, científicos, críticos y siempre personales, que espero remuevan la viveza de aquel plátano vigoroso que Julio César plantara, símbolo de vida y fertilidad, en esa Córdoba histórica que nos alumbra siempre los buenos días.

Etiquetas
stats