Sobre este blog

Como desde siempre he sido reacio a levantar pesos o manipular herramientas, pero sé leer, escribir y hablar, he acabado trabajando (es un decir) en medios de comunicación escritos y radiofónicos. Creo que la comunicación y la cocina tienen muchas cosas en común: por ejemplo ambas necesitan emisores y receptores, y tienen una metodología parecida, una suerte de sintaxis y de morfología que deben ser aplicadas. Cocino habitualmente en casa y mi último descubrimiento ha sido comprobar que recoger y limpiar utensilios mientras preparo la comida es muy bueno: ha cambiado mi vida, de hecho. Buen provecho a todos.

Lo de resucitar

'La última tentación de Cristo'.

0

Resucitar, volver a la vida. Escapar de una presunta tiniebla, tal vez de una luz blanca como una ballena mítica. Volver, volver a ser.

A veces pienso en mi padre, mi madre y un par de amigos volviendo al tercer día. Qué me dirían: ¿Te has acordado de mí, qué te ha pasado? A nosotros, nada. Allí no pasa nada.

¿Te has enamorado?, me preguntarían. ¿Has vuelto a un piso de alquiler, te va bien, has votado…?

Vuelven del otro lado, me besan y me abrazan.

Mi padre mi madre y mis amigos me interrogarán, me preguntarán si he hecho las cosas bien y yo les diré que sí, y tal vez les mienta un poquillo.

He vuelto a ver la peli “La Última Tentación de Cristo” y he vuelto a ver el drama de Willem Dafoe por no morirse. Posiblemente, la peor de las maldiciones.

Que Jesús resucite es una alegría o un negocio. Como tantas otras cosas en esta vida. No me importa. Tampoco puedo hacer mucho más sobre eso.

Pero por los amigos y amigas, por mi hermano, por la mujer que amo, por todos ellos, no muchos, creo. Por esas cosas y esas gentes, creo que vivir es un imperativo.

Voy a matizar: Vivir es un imperativo; pero sin ponerse muy cansino. Sólo lo justo.

Sobre este blog

Como desde siempre he sido reacio a levantar pesos o manipular herramientas, pero sé leer, escribir y hablar, he acabado trabajando (es un decir) en medios de comunicación escritos y radiofónicos. Creo que la comunicación y la cocina tienen muchas cosas en común: por ejemplo ambas necesitan emisores y receptores, y tienen una metodología parecida, una suerte de sintaxis y de morfología que deben ser aplicadas. Cocino habitualmente en casa y mi último descubrimiento ha sido comprobar que recoger y limpiar utensilios mientras preparo la comida es muy bueno: ha cambiado mi vida, de hecho. Buen provecho a todos.

Etiquetas
stats