La curiosidad

El viaje distingue a los seres humanos del resto de animales de la Tierra porque es un anhelo fruto de la curiosidad.

La gente abandona la zona de confort cuando, como dice el diccionario, esa zona ya no le aporta bienestar o comodidad material.

Si no fuéramos curiosos no habríamos construido un puente para cruzar ese río, no hubiésemos inventado barcos para adentrarnos en el mar o, en un alarde un poco prepotente, no hubiésemos salido más allá de la atmósfera para no sé qué -pero hemos salido- (hay una sonda espacial que se llama curiosity, por cierto).

Sin curiosidad estaríamos aún en la cueva. En pleno siglo XXI hay

gente que prefiere seguir estando a las puertas de la caverna, sin salir, defendiéndola.

Si salimos del barrio es para volver tardepara ver más alláy dejar atrás el parque

Ésta es la letra de un rap de unos veinteañeros cordobeses que se llaman Vu Busted. Los escuché en la radio. Me recordaron aquellos versos de Emily Dickinson:

Water, is taught by thirst.Land -by the Oceans passed.

Y, a su vez, me acordé de las palabras que decía un tipo de mi barrio cuando, tomando cañas con los parroquianos del bar, zanjaba las discusiones con la frase: "hay mundo más allá de las lindes de la parcela. Que lo sepas".

Lo paradójico de esto es que Emily vivió aislada en su casa de Arhemst, Massachusets, que los suficientemente preparados raperos universitarios es probable que tengan que irse de aquí obligados y que el parcelista tendrá piscina pero quiere también que le lleven más agua a la cueva.

Lo sé.

Sé que todo esto es contradictorio y que la curiosidad ha matado muchos gatos.

Etiquetas
Publicado el
12 de marzo de 2017 - 02:00 h
stats