Crash! Boom! Bang!

Hay dos preguntas que me gusta hacer a menudo. Es más, creo que cualquier departamento de Recursos Humanos debería tomar nota e introducirlas entre sus absurdos cuestionarios y actividades grupales que ya deberían ir reconociendo que NO sirven para detectar si la gente está tarada. Los lowcos saben cómo ocultar sus carencias, créanme.

Sobre la primera de las cuestiones he de decir que hasta el momento nadie me ha dado una respuesta y lo cierto es que yo tampoco sé todavía que contestar. Allá va: ¿Si hiciesen el biopic de tu vida…? ¿Qué actor o actriz haría de ti?

Suele pillar por sorpresa especialmente porque siempre trato de introducir esta cuestión de forma descontextualizada, mucho mejor en medio de una conversación sobre yogures con o sin trozos de fruta que si uno está hablando de cine porque entonces parecerá que tienes una respuesta meditada y no, no es el caso.

Por un lado está el tema de los actores o actrices que uno no sabe si escogería por parecido físico, por afinidad (¿hola? En serio, por muchas entrevistas que leamos NO les conocemos, ¿cómo podemos seguir afirmando que futanito o menganita nos caen fetén?, ¡maldita sea despertemos!) o por su carrera profesional (puestos a elegir, ¿damos curro a gente que empieza o nos decantamos por grandes estrellas de ahora y siempre? ¿Es Morgan Freeman la mejor opción? Sí, siempre).

Pero ya no sólo quién hará de ti, ¿y de tus padres, familiares y/o amigos? ¿Mezclarías actores nacionales con extranjeros? ¿Cómo verías en pantalla a Chus Lampreave y a Sigourney Weaver? ¿Darías una segunda oportunidad a alguno de los actores de Al Salir de Clase? En serio ¿qué fue de Turbo? A mí el que hacía de Sócrates me caía bien (¿veis? Si es que nos caen bien sin motivo).

Bien. Supongamos que alguno de vosotros ya tiene el reparto, ahora viene la otra gran parte: la historia. Yo no sé si quizás me infravalore pero… ¿vuestras vidas son tan interesantes como para ocupar el núcleo central del argumento de una película?

Es como aquel programa de El Juego de tu Vida que presentaba la omnipresente Emma García (una pregunta, ¿esa tía tiene piernas? ¿Por qué nunca lleva falda o vestido? Será cuestión de gusto personal por los leggins y pitillos pero hace tiempo que me intriga saber de qué tonalidad son sus piernas) que tantos buenos momentos nos ha dado con sus impresionantes historias. Ahí amigos, ahí había un filón para el cine y los biopics.

O mi vida es lamentable o la de esa gente es muy formidable. Está claro que a ese plató no iba cualquiera. Vidas apasionantes en las que habían sido capaces de arruinar económicamente la red de sex shops de su familia política mientras practicaban zoofilia en encuentros internacionales de capoeira. Eso sí, siempre perdían en preguntas bobas al negar cuestiones de la talla de "¿Es cierto que comió usted lentejas ayer?".

Eso es… mentira.

Esto… ¿Qué sentido tiene confesar que agrediste sexualmente al Padre Apeles y ocultar que ingeriste legumbres? ¿¿¿Qué sentido tiene??? Matar.

¿Y el título? ¿Pondrían su nombre o algo abstracto? ¿Qué suena mejor La increíble historia de Paco Pil o Vi, vi, viva la fiesta? Ya, es cierto, él lo tiene como más fácil.

Seguro que ya estáis pensando en vuestro biopic. No sabéis lo que me alegro, pero cuidado que todavía queda la segunda pregunta con la que de cuando en cuando interrogo a seres casi recién conocidos (solo hay una primera oportunidad para hacer estas preguntas). El caso es que aún a día de hoy me sigue sorprendiendo haber obtenido una respuesta inmediata…

¿Si en una entrevista de trabajo te pidiesen que cantases una canción…? ¿Qué cantarías? Juraría que su tiempo de meditación no llegó a los dos segundos cuando una amiga no tardó en contestar "¿Yo? Sleeping in my car de Roxette".

No puedo ser más fan de este instante de mi vida. Sin duda alguna, sería una de las escenas a destacar en el tráiler de mi biopic.  

Sigo sin tener ni idea de qué contestarme a mí misma (a veces autogenero debate interno, así una está entretenida) pero creo que tengo dos cosas claras: sería un telefilme y necesito aprender a tocar las castañuelas.

Eso es… verdad.

http://www.youtube.com/watch?v=S5fn1DfqPfA

Etiquetas
Publicado el
26 de noviembre de 2013 - 08:00 h