Éste es el camino

El árbitro Sergio Mengual entrega una placa al jugador Javier Raso, del Deportivo Córdoba, que le protegió en una tangana

No hay más camino que el ejemplo positivo. Esta mañana, en el Instituto Alhaken, se produjo una escena gratificante y enriquecedora en la lucha global por el juego limpio en el deporte. El jugador juvenil Javier Raso Espada -alumno en ese centro- recibió de manos de Sergio Mengual García, árbitro de fútbol, un agradecimiento público por su actuación en el partido Peñarroya-Deportivo, de juveniles, que registró unos lamentables incidentes con agresiones entre jugadores y padres en las que también se vio envuelto el colegiado. Este acto tuvo lugar dentro de la campaña "Quien juega limpio, gana", que está llevando a cabo la Delegación de Árbitros de Córdoba. El organismo que preside en Córdoba el delegado Pedro Benítez Lara sigue realizando actividades que sirvan para concienciar a todos los estamentos del fútbol sobre la lacra de la violencia.

Etiquetas
Publicado el
14 de mayo de 2015 - 16:16 h
stats