La viga en ojo propio

"No haga usted de esto un medio de vida"

           (Luis Carreto. Presidente de CECO)  

La frase que hemos traído hoy a nuestra sección es un trozo inmortal de la picaresca española. Forma parte de un párrafo prodigioso pronunciado por el señor Carreto en una entrevista donde anunciaba su retirada y que ya es hoy una perla de nuestra literatura. Dice así: "El grave problema que tienen los políticos es que se han hecho profesionales de la política y se olvidaron de lo que era el servicio público. Todo el mundo habla de la reforma de la Constitución, pero a casi nadie he oído hablar de la reducción a dos mandatos, que es como se evita la profesionalización". Y continúa: "Usted viene aquí por vocación pública y cuando termine regresa a su trabajo, pero no haga usted de esto un medio de vida".

El caso es que el señor Carreto tiene más razón que un santo. Digamos que ha detectado certeramente la paja en ojo ajeno. Sobre todo cuando señala que una de las patologías del sistema es la perpetuación en los resortes del poder de un núcleo pequeño de personas. Primero porque acaban generando intereses propios y redes clientelares más allá de la defensa del bien común. Segundo porque encapsulan la actividad pública en manos de una casta profesionalizada. Y tercero porque taponan el acceso de nuevas personas y la entrada de aire fresco.

La semana próxima, el señor Carreto pone fin a cinco mandatos consecutivos y casi 19 años al frente de la patronal. Ahí es nada. "No haga usted de esto un medio de vida", manifestó con todo aplomo. Y seguro que sí. Al Lazarillo de Tormes no se le hubiera ocurrido una parábola tan inteligente. La paja en ojo ajeno y la viga en el propio. Lucas, 6, 41-42.

Etiquetas
Publicado el
9 de enero de 2016 - 05:55 h