Ojo con el lenguaje

"El payo Rodrigo Rato cobraba 40.000 euros al mes por informes verbales"

           (Payo Today. Periódico digital contra la discriminación)  

El payo Rodrigo Rato cobraba 40.000 euros al mes por asesoramiento verbal a un testaferro que, a su vez, recibió dos millones de dos empresas publicitarias que facturaron 40 millones con Bankia. Hablamos, por supuesto, de un banco payo. Netamente payo. Presidido, por cierto, por el payo señor Rato, un individuo que no hace mucho dirigió el Fondo Monetario Internacional. Y esa sí que es una organización paya de las finanzas.

El mundo payo tiene sus días. Hay mañanas en que ayuda a cruzar la calle a las abuelitas y tardes en que deja a miles de refugiados tirados en la cuneta. En una actitud paya de narices. Ayer, sin ir más lejos, un bombardeo payo de EEUU asesinó a nueve personas en un hospital de Kunduz, al norte de Afganistán. Medicos sin Fronteras asegura que las tropas estadounidenses tenían información detallada sobre la posición de la clínica destruida. Las tropas, todo hay que decirlo, eran payas. Y todo el mundo sabe que los militares payos están perfectamente entrenados para ejecutar ataques selectivos en defensa de sus intereses en todo el planeta.

Ni qué hablar de las atrocidades que el payo José Bretón cometió contra sus propios hijos en esta hermosa y pacífica ciudad en la que usted y yo residimos. Los forenses dictaminaron, como todos ustedes recordarán, que Bretón asesinó y calcinó a sus dos hijos en venganza contra su madre. Como ven, un acto de barbarie criminal típicamente payo.

Antes de ayer, la Fundación Secretariado Gitano nos invitó a unos cuantos periodistas para que reflexionáramos sobre lo obvio. Que la comunidad gitana no es responsable de los pecados que puedan cometer alguno de sus miembros ni tiene que pedir perdón por ello. Exactamente igual que ni usted ni yo somos responsables de la patología miserable del payo Rodrigo Rato.

Etiquetas
Publicado el
3 de octubre de 2015 - 13:31 h