¿Ahora qué?

"No hay nada que investigar""

           (Rafaela Crespín. Delegada de la Junta en Córdoba)

 

El señor consejero de Empleo acaba de anunciar una multa de 46.251 euros y la devolución de otros 300.000 para las tres entidades investigadas por presunto cobro de mordidas. Además, todas ellas no podrán recibir fondos autonómicos durante cinco años, sin perjuicio de que la Junta de Andalucía se reserva el derecho a llevar el asunto ante los tribunales.

Recordemos el caso. La Fundación Guadalquivir Futuro y otras dos asociaciones hermanas se quedaban parte del salario de los trabajadores contratados en el marco del programa Emplea promovido con fondos públicos. La mordida estaba cifrada en 300 euros para los salarios de 1.200 y 490 euros para los superiores a 1.600. Lo que se dice un señor mordisco.

La mecánica del atraco era la hostia en verso. El responsable del tinglado hacía pasar a los demandantes de empleo al despacho y les extendía un formulario con la donación para su sello y firma. "Esto es como apadrinar a un niño", decía el tipo (probablemente muerto de la risa). Las víctimas firmaban, el capo archivaba una copia del pillaje y cada mes ingresaba la mordida vía transferencia bancaria o sobre en mano.

Ahora llega el dato clave para entender toda esta película de Mariano Ozores. El jefe de la cosa es secretario general de las Juventudes Socialistas (socialismo de nuevo cuño, se entiende) y número diez de la lista correspondiente a las elecciones municipales del Ayuntamiento de Córdoba. Su madre, doña Ángeles Muñoz, también integraba el chiringuito en grado de dirigente y formó parte de la candidatura encabezada por el presidente del Parlamento andaluz, señor Durán.

Así se entiende que la denuncia presentada el 8 de marzo por una de las empleadas extorsionadas ante la Inspección de Trabajo se perdiera en el laberinto administrativo hasta que el diario ABC aireó públicamente la basura que están ustedes oliendo. Incluso así, la delegada de la Junta en Córdoba, señora Rafaela Crespín, no tuvo inconveniente en despacharse con el titular entrecomillado que preside esta página. "No hay nada que investigar", manifestó en julio pasado con el aplomo de una profesional en toda regla.

El consejero de Empleo ha tenido que comparecer ante el Parlamento andaluz arrastrado por las evidencias. Ha anunciado el reintegro de las cantidades indebidamente apropiadas y la apertura de una investigación para esclarecer supuestas consecuencias penales y sus ramificaciones administrativas. Así sea.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2016 - 10:53 h
stats