Consumo de aceite de oliva virgen extra y salud

En el anterior artículo de A pie de surco comentaba que la Interprofesional del aceite de oliva español  iba a gestionar en los próximos tres años  dos programas de promoción cofinanciados por la Unión Europea. Esta Interprofesional ha sido la única entidad que ha conseguido el apoyo de la Comisión Europea para sacar adelante dos programas en esta convocatoria. El primero de ellos va destinado a promover el consumo del aceite de oliva, así como a fomentar su cultura en nuestro país. Y el segundo está destinado a fomentar el consumo en terceros países. Es importante, si queremos ser siendo líderes en el aceite de oliva, continuar con ese esfuerzo de todos, que es la promoción y difusión.

Hace unos días se presentó en Jaén un nuevo estudio científico que versa sobre los efectos de la dieta mediterránea en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. El Estudio Predimed está conformado por un equipo multidisciplinario, formado por 19 grupos de investigación distribuidos en siete comunidades autónomas, que reúne a médicos clínicos de hospital y de atención primaria, epidemiólogos e investigadores básicos, procedentes de distintas instituciones estatales y autonómicas. En total más de 90 investigadores españoles.

Parece ser que el seguimiento se ha realizado sobre un grupo de voluntarios, concretamente 7.447 personas, que para poder participar en dicho estudio, estos voluntarios debían ser hombres de entre 55 y 80 años, o mujeres de entre 60 y 80 años, que fuesen diabéticos o que cumplieran tres de los siguientes requisitos: Ser fumador, tener la tensión alta, tener alteraciones en el colesterol, ser obeso o tener sobrepeso, tener antecedentes familiares de enfermedad cardíaca precoz.

En el estudio se manifiesta como conclusión principal que la Dieta Mediterránea, basada en el consumo de aceite de oliva virgen extra y frutos secos, reduce en un 30 por ciento el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio.

La prensa más prestigiosa fuera de nuestro país se ha hecho eco de este estudio, que es importantísimo que difundamos, porque tenemos que seguir divulgando las condiciones beneficiosas para la salud, que tiene el consumo de nuestro aceite de oliva virgen y virgen extra.

Porque si queremos seguir siendo líderes tenemos que continuar con la promoción, que por cierto dentro de la Interprofesional del Aceite de Oliva, en las líneas de I+D+i, que esta Organización está apoyando, se está estudiando también los efectos beneficiosos del consumo de aceite de oliva virgen extra en los procesos de cáncer de mama.

Además tendremos que seguir apostando por la calidad, por lo que con el concurso de la Administración, necesitaremos una mejor definición de la calidad de los aceites, trabajando en un único sentido. Con verdaderas estrategias de comercialización, a ser posible en común, con el objetivo de conseguir una mayor rentabilidad para todo el conjunto del sector.

Porque como decía el otro día en Córdoba, la Secretaria General de Agricultura y Alimentación, de la Consejería de Agricultura, Judit Anda Ugarte, el olivar y el aceite de oliva tiene en Andalucía, muchas realidades distintas. Con el esfuerzo de todos, con esa gran diversidad de proyectos, hay que trabajar en un único sentido, con el objetivo de conseguir un producto con la máxima calidad que salga de Andalucía, con estrategias de venta y comercialización, avanzando en la diferenciación de los productos, y con un nuevo impulso a las Denominaciones de Origen, para conseguir comercializar volúmenes más amplios.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2013 - 08:00 h
stats