Los niños bielorrusos afectados por Chernobyl disfrutan de un día de convivencia en la UCO

.

Los diez niños bielorrusos que el pasado 10 de junio llegaron a Córdoba han disfrutado durante la mañana de este jueves de una jornada de Jornada de Convivencia Intercultural y Hábitos Saludables en los Colegios Mayores Señora de la Asunción. Estos menores sufren leucemia a consecuencia de la catástrofe de Chernobyl de abril de 1986 y llegaron a Córdoba para recuperarse durante 15 días en el Albergue Provincial de Cerro Muriano.

Esta jornada ha sido organizada por la Cátedra de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Córdoba (UCO) y ha contado con el apoyo de profesorado de la Universidad Eloy Alfaro de Manabí (Ecuador) y de maestros del CEIP López Diéguez de Córdoba (España). A la inauguración de la jornada han asistido el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos; el director de la Cátedra de Cooperación al Desarrollo de la UCO, Antonio Jesús Rodríguez Hidalgo;  y el presidente de la Asociación Anida, Mariano Pérez de la Concha Camacho.

Rodríguez Hidalgo ha destacado que para la UCO es un “honor” poder ofrecer esta oportunidad los menores ya que todos “estamos obligados a contribuir y mejorar la calidad de vida de todas las personas y, en especial, de los niños que desafortunadamente tienen una patología” debido al desastre de Chernobyl “y que para ellos es sobrevenida”.

Con el viaje a Córdoba de los diez niños bielorrusos se cumple un proyecto en el que Anida lleva años trabajando y al que, finalmente, ha accedido el Gobierno de Bielorrusia. Pérez de la Concha ha explicado que el clima, el sol y la alimentación mediterránea son tres factores clave que influyen en la mejoría de los niños. Junto a ellos ha viajado la médica que les atiende en su país de origen y han contado con la colaboración de dos médicos residentes del Hospital Reina Sofía.

La jornada ha comenzado con un desayuno con productos de comercio justo en el jardín, siguiendo el modelo de los Desayunos Solidarios que la Cátedra viene ofreciendo en los últimos años. Posteriormente, el grupo ha disfrutado del baño y actividades lúdicas en la piscina. Tras almorzar, el programa ha incluido talleres de manualidades, de juegos tradicionales de España y Ecuador, y de baile.

El objetivo de esta iniciativa, según ha anunciado Pérez de la Concha, es que se mantenga en el tiempo ya que está comprobado que la estancia en Córdoba disminuye el isótopo radiactivo Cesio-137 en los niños. Según estudios realizados a los menores que pasan el verano en la ciudad, el nivel de radiación disminuye entre un 30% y un 40%. Para el año que viene, Anida cuenta con el compromiso de la Diputación de Córdoba, que permitirá la estancia de hasta 25 niños bielorrusos en el Albergue Provincial de Cerro Muriano.

Esta actividad se ha desarrollado con el trabajo voluntario de Yisela Pantaleón y Anabel Alciba, profesoras visitantes de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí; Lola Domínguez, María del Carmen Ariza, Antonio Torres y María Luisa Partido, maestras del CEIP López Diéguez; y Teresa Gónzalez, Raquel Rodríguez y Antonio Jesús Rodríguez, de la Cátedra de Cooperación al Desarrollo.

Etiquetas
stats