La Cátedra de Flamencología inicia un nuevo curso con el reto de llevar su enseñanza al mundo 'online'

.

La pandemia del coronavirus irrumpió el pasado mes de marzo arrasando con nuestras vidas y con todo lo que teníamos planeado. El teletrabajo entró de llenó en la jornada laboral mientras que colegios e institutos se cerraban para dar la bienvenida a la enseñanza online. Pero hubo estudios que no pudieron retomarse y quedaron parados, tal y como le ocurrió a la Cátedra de Flamencología de la Universidad de Córdoba (UCO). Nueve meses después, el Rectorado de la UCO le ha abierto las puertas a este oasis del flamenco para retomar aquello que la pandemia nos privó.

El director de la Cátedra, David Pino, recuerda cómo la crisis sanitaria provocó la suspensión unilateral del último tercio del curso. La enseñanza únicamente presencial del pasado año académico hacía imposible continuar, por lo que Pino no ha querido dar por perdida la programación, dándole el testigo a la cantaora y doctora Rocío Márquez. Tras la lección inaugural de la onubense, por el Salón de Actos del Rectorado pasarán personalidades como José Antonio Rodríguez, Juan Ortega Chacón, Manuel Bohórquez, Merche Esmeralda, Cristina Cruces, Dorantes o Manuel Martín Martín.

Sin lugar a dudas, el mayor reto que la Cátedra afronta desde este lunes es llevar el flamenco de manera online a los 140 matriculados. Este aumento en las inscripciones ha afectado al número de personas que asistirá presencialmente durante los próximos meses: tan sólo 30. No obstante, otra nota positiva radica en la proyección internacional que ha adquirido la Cátedra, que durante este año llegará a multitud de países de América Latina, Asia y Europa. La cifra del total de inscritos aún puede aumentar ya que el plazo sigue abierto, tal y como comenta el director.

En el acto inaugural, el rector de la UCO -José Carlos Gómez Villamandos-  ha recalcado que la institución universitaria no sólo da respuesta a las demandas de los sectores productivos, sino que también responde "a su carácter humanista al que no va a renunciar". "Esto nos lleva", ha continuado, "a cubrir esta otra gran demanda de la sociedad, que no se basa exclusivamente en la rentabilidad y la empleabilidad, sino en la satisfacción en la búsqueda del saber. Por  ello, la UCO mantiene un compromiso de casi 25 años con la Cátedra de Flamencología".

Por su parte, la teniente alcalde delegada de Promoción, Casco Histórico y Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Córdoba, Marián Aguilar, ha puesto de manifiesto que "Córdoba vuelve a sentar cátedra en el flamenco y nunca mejor dicho", gracias tanto a las figuras destacadas como a la saga de jóvenes talentos. Igualmente, ha sostenido que el flamenco cordobés atraviesa un momento dulce y que, en tiempos de pandemia, la música, la cultura y el flamenco son terapéuticos y hay que "recetar cultura y flamenco".

Previo a la intervención de Márquez, el director de la Cátedra ha destacado "su personalidad inquieta y enorme curiosidad que quedan patentes en su discografía y que, de manera transversal, nos muestra un profundo respeto por la tradición flamenca como imperiosa necesidad de ensanchar los límites de esa misma tradición, explorando y experimentando con melodías, instrumentación, arreglos y letras". "Así, desde aquel fresco directo de Aquí y ahora (2009), sus discos son la crónica de un despegar. Claridad (2012), El Niño (2014), Firmamento (2017) y Visto en El Jueves (2019) -más la colaboración junto a Fahmi Alqhai, Diálogos de viejos y nuevos sones (2018)- , nos muestran a una artista en continua búsqueda de sí misma a través de la música".

Igualmente, Pino ha señalado que "Rocío Márquez obedece al perfil de artista comprometida con su profesión, no sólo en lo artístico, sino también en el plano social, dispuesta siempre con su actitud en aras de colocar al arte flamenco a la altura de la mayor dignidad y categoría posible". En el diálogo mano a mano, la cantaora -que es doctora cum laude por la Universidad de Sevilla con su tesis sobre Técnica Vocal en el Flamenco- ha hablado sobre la voz en el flamenco, las modas vocales o el sentimiento y las técnicas vocales. Márquez ha destacado que es muy "partidaria de los espacios libres en donde poder conversar y dar vida al arte y al conocimiento que hay asociado a él. Es muy importante contar con espacios como estos de la Cátedra de Flamencología en los que dedicarnos tiempo y reflexionar sobre cuestiones que ya tenemos instalados en el sistema de creencias y que ni siquiera ponemos en tela de juicio", ha señalado la cantaora.

Así, Márquez y Pino han abordado el tema de los tópicos en el flamenco, las nuevas tecnologías y el flamenco, qué significa para el arte esta crisis o la didáctica del flamenco en las escuelas. En este sentido, la onubense se ha mostrado muy crítica sobre la forma en que este arte se lleve a las aulas. "Si el flamenco va a estar en las escuelas como la flauta, para que los niños le tengan manía, prefiero que no esté", ha afirmado Márquez, que ha asegurado que este debate no se reduce "a si se enseña o no, sino a la actitud que se tiene con respecto al flamenco".

Etiquetas
Publicado el
11 de enero de 2021 - 22:40 h
stats