Empresa

La conexión de Internet en casa sigue siendo un problema para muchos cordobeses

Una mujer buscando cobertura.

Atrás quedan los tiempos en los que tener internet en casa barato significaba lidiar con una conexión que dejaba bastante que desear no solo en lo referente a la velocidad, sino también hablando de estabilidad. En muchas ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia hay compañías que ofrecen productos con un excelente precio que presumen de ser rápidos, sin que las interrupciones del servicio tengan lugar en ningún momento. Por desgracia, no podemos decir lo mismo de Córdoba.

A principios del año 2020 la Unión General de Trabajadores realizó un revelador informe. Haciendo uso de información proporcionada por la Secretaría de Estado determinó que más de doscientos mil cordobeses todavía no hacían uso de una conexión a Internet que se caracterizase por ser rápida.

En el mismo informe se indicaba que muchas de estas personas no daban el paso de avanzar a nivel tecnológico porque era su propia decisión. Sin embargo, de manera involuntaria tantos otros usuarios se veían obligados a lidiar con una red demasiado lenta e incluso inestable. El motivo era claro: la falta de infraestructuras de telecomunicaciones.

Cabía esperar que en un par de años la situación mejorase de manera considerable, pero nada más lejos de la realidad. El motivo de las previsiones favorables guardaba una relación directa con la pandemia. Y es que la crisis del COVID-19 derivó en que aumentase drásticamente el porcentaje de teletrabajadores.

Hoy en día, a pesar de haberse recuperado la normalidad casi en su totalidad, muchas empresas siguen apostando por el teletrabajo tras haber comprobado de primera mano lo beneficioso que llega a ser. Por desgracia, algunos de sus empleados no tienen la velocidad y estabilidad que cabría esperar de la época actual.

Porcentajes demasiado elevados de hogares con Internet lento e inestable

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital dio unas cifras que, a priori, parecían realmente buenas. En concreto, los datos aportados reflejaban un porcentaje bastante alto de 89 puntos, el cual hacía referencia a los domicilios de la provincia cordobesa en los que hay una conexión de Internet que puede catalogarse como óptima.

Dicha palabra engloba a las conexiones que, como mínimo, tienen una velocidad de 100 Mbps. Aunque no podríamos considerarlo como un Internet lento, ni mucho menos, es innegable que para algunos usuarios puede quedarse corto sobre todo si tienen varios dispositivos conectados a la red Wi-Fi tratando de descargar ficheros o de consumir contenido multimedia de alta calidad.

Por otra parte, no puede pasarse por alto que a poco de poner fin al año 2022 son numerosas las compañías telefónicas que ofrecen fibra óptica con una velocidad que llega a los 1000 Mbps. Es decir, multiplican por diez el número que el citado ministerio considera como ‘óptimo’.

En varios municipios de Córdoba prácticamente todavía no saben lo que es la rapidez al navegar por Internet. A continuación veremos aquellos que más afectados están por este problema.

Municipios cordobeses con un porcentaje muy bajo o nulo de viviendas que tienen buen Internet

Ese 89 por ciento que hemos sacado a colación en anteriores párrafos parece realmente bueno, pero cuando se profundiza en qué es lo que se entiende por ‘Internet óptimo’ y se desglosan bien los datos, dejan que desear. Basta con echar un vistazo a ciertos municipios para darse cuenta de ello.

Empezamos hablando de Santaella, un municipio que cuenta con seis mil habitantes. Por desgracia, tan solo el dieciséis por ciento de todos ellos disponen de Internet con un mínimo de 100 Mbps. Así pues, los datos son realmente malos para los santaellanos, aunque todavía resultan peores los de otros pueblos de Córdoba.

Los porcentajes son prácticamente testimoniales al hablar de Montalbán y de Añora. Respectivamente hablamos de municipios que tienen 1200 y 1500 habitantes. Por desgracia, a nivel tecnológico parecen muy atrasados sobre todo al analizar sus infraestructuras de telecomunicaciones. En ninguno de estos dos casos se llega a un porcentaje de un punto.

En Montalbán y Añora algún que otro ciudadano sí tiene Internet de 100 Mbps, considerado como ‘óptimo’ por el Gobierno. Sin embargo, no puede afirmarse lo mismo al mencionar un par de municipios que evidencian el problema existente en Córdoba. En concreto nos referimos a Villaralto y Valenzuela.

Es incomprensible que dos municipios que respectivamente cuentan con 1100 y 1200 habitantes no tengan unas infraestructuras que estén a la altura del año actual. Ni una sola vivienda cuenta con acceso a Internet de alta velocidad. De hecho, la estabilidad de las conexiones deja mucho que desear.

Son numerosos los cordobeses que diariamente muestran su descontento en redes sociales. Su objetivo es claro: lograr que en este tipo de municipios aumente el porcentaje a lo largo del próximo lustro para que el teletrabajo pueda realizarse bajo condiciones óptimas y la experiencia sea buena a la hora de consumir contenido multimedia por streaming.

Etiquetas
stats