El veranillo de San Miguel dejará máximas de hasta 34 grados en Córdoba

Turistas descansan junto a la puerta del puente

0

Fiel a su cita, coincidiendo con los primeros días del otoño, el veranillo de San Miguel vuelve a subir el termómetro en Córdoba hasta valores propios del estío.Y aunque las temperaturas quedarán lejos de los peores momentos de julio o agosto, lo cierto es que el regreso del calor, cuando los cordobeses ya se habían acostumbrado a las suaves temperaturas otoñales, viene a caer como un jarro de agua fría. Por fortuna no durará mucho, y desde mediados de semana el termómetro comenzará una lenta pero progresiva bajada que devolverá las máximas hasta el entorno de los 30 grados ya de cara al próximo fin de semana.

El calor vuelve a la carga: a 35 grados en Córdoba en el arranque de octubre

El calor vuelve a la carga: a 35 grados en Córdoba en el arranque de octubre

Antes, el inicio de semana estará marcado tanto por el calor que hará en las horas centrales del día como por la posibilidad de chubascos aislados. El descuelgue hasta el entorno del Cabo de San Vicente de una baja aislada, además de empujar el aire cálido en altura, servirá para disparar la formación de chubascos de carácter tormentoso a primeras horas del lunes. Los chubascos, que en todo caso serán débiles, podrán además ser en forma de barro debido a la irrupción de polvo sahariano que acompañará a la entrada de aire cálido.

Sin embargo, la inestabilidad del lunes pasará rápidamente a mejor vida, dejando los cielos por lo general poco nubosos o despejados durante el resto de semana. Así, las auténticas protagonistas de los próximos días serán las elevadas máximas que se esperan a lo largo de la provincia, donde el termómetro volverá a acomodarse en el entorno de los 32 a 34 grados. El ascenso, que se habrá notado ya durante la tarde del domingo, será de unos 4 a 5 grados respecto a las temperaturas de la pasada semana.

La subida será especialmente notable en las mínimas, que pasarán de caer por debajo de los 10 grados a situarse en el rango de los 15 a 17 grados a primeras horas de la mañana. No volverá el calor nocturno pero sí que quedará atrás, momentánemente, el relativo frío con el que se ha amanecido días atrás. Por fortuna con el paso de los días las temperaturas mostrarán una tendencia a la baja gracias a la entrada de flujo de poniente durante la segunda mitad de la semana. Esto hará que las máximas vayan cayendo progresivamente hasta el entorno de los 30 grados en el valle del Guadalquivir de cara al fin de semana y hasta los 27 a 28 grados en el resto de la provincia.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats