Con Xisco, orgullo y un plan para sonreír en Riazor

Xisco firma autógrafos antes de partir hacia Galicia FOTO: MADERO CUBERO
El Córdoba afronta un exigente partido en un estadio en el que nunca ganó con el antiguo héroe deportivista como arma principal

Si hay algo que al Deportivo le pueda provocar un ramalazo helado en la espina dorsal es ver a Xisco Jiménez con la camiseta del Córdoba, un equipo modesto que no se juega nada y que sale a ver lo que sucede. Eso es lo que se podría pensar en las vísperas de un partido que cruza a un ex Primera con una formación revolucionada al completo bajo la guía de la austeridad. Pero no es exactamente así. Tanto el Deportivo como el Córdoba resolvieron con victoria sus primeros partidos -los gallegos en Las Palmas, los blanquiverdes ante la Ponferradina-, aunque comparecen en la segunda jornada en medio de ambientes dispares. Los anfitriones andan metidos en un embrollo monumental. En Córdoba, sin embargo, se mueven con menos sobresaltos y con la sensación agradable del arranque positivo. Hasta la falta de fichajes -todavía hay tiempo- se vive sin el dramatismo de otras ocasiones.

En el bando local, la peor crisis institucional que haya vivido jamás zarandea planes y conciencias. Y también provoca salidas de futbolistas con peso: Bruno Gama, uno de los mejores en la jornada inicial, ha cogido destino a Ucrania, por ejemplo. No va a ser el único. Hace unas horas, Aythami fichó por la UD Las Palmas. Seguirán más. En La Coruña andan preocupados por las salidas y en el Córdoba por las entradas, después de que Dani Pacheco haya sido finalmente descartado como refuerzo y las otras opciones sigan en al aire. Hasta el día 31, todo puede pasar. Y al final, alguien vendrá. A Villa, al menos de puertas para afuera, eso no le quita el sueño. Tiene lo que tiene y con eso va a Riazor, un lugar de donde históricamente el Córdoba siempre salió cabizbajo. Las circunstancias equilibran un pleito que, con las cifras en la mano, parecería una pelea entre adversarios de mundos distintos.

El retorno de Xisco como visitante a Riazor despierta sentimientos difíciles de definir. El jugador, que se ha definido como “un deportivista más” ante los medios cordobeses esta misma semana, fue el autor del gol que condujo por última vez al Depor a Primera División. En su época, fue una estrella rutilante. Lendoiro le traspasó por más de tres millones de euros al Newcastle inglés. Ahora, en una etapa crucial de su carrera, el delantero balear es la pieza angular de un Córdoba que apostó decididamente por él después de que anotara 8 goles en 14 partidos al final del año pasado. Si Xisco marca en Riazor no lo celebrará, según ha confirmado. No hay problema en eso, pues si ese tanto se traduce en uno o tres puntos, el jolgorio del resto servirá como compensación.

Para este partido, el técnico del Córdoba, Pablo Villa, no prevé grandes alteraciones en el once que doblegó a la Ponferradina en El Arcángel. Tiene las altas de Eduard Campabadal y de Samu de los Reyes, dos zagueros. Son las dos únicas novedades en la lista de convocados, de la que salen con respecto a la primera ocasión el canterano Dani Espejo y Pelayo, con molestias en la espalda. El central Armando sigue de baja por lesión. Villa podría dejar fuera al holandés Janse y apostar por Campadabal, o colocar a Samu en el lateral izquierdo para desplazar a Raúl Bravo a la posición de central en detrimento del joven canterano Fran Cruz. Sin embargo, todo apunta a la continuidad en una línea defensiva que logró mantener la portería a cero después de mucho tiempo. No lo había logrado en toda la etapa de Esnáider (9 partidos) en el tramo final de la liga pasada.

Villa quedó satisfecho del rendimiento del colectivo en la primera jornada. Con Campabadal y Samu ya listos, el alcorconero respiró más tranquilo después de comprobar que tanto Xisco como Pedro, aquejados por molestias después del último partido, se restablecieron para quedar a punto en la convocatoria. Villa está en condiciones, si así lo estima, de no mover absolutamente nada en el once que dibujó un ascenso victorioso en Segunda después de 38 años sin hacerlo.

El preparador blanquiazul, Fernando Vázquez, no podrá contar por sanción con el argentino Juan Emmanuel Culio, expulsado en Las Palmas. Tampoco será de la partida Aythami Artiles, que se ha ido precisamente al club insular. El técnico podría incluir arriba al portugués Rudy, mientras que para el centro del campo cuenta con el joven Bicho y el polaco Wilk.

ALINEACIONES PROBABLES

Deportivo: Lux, Laure, Kaká, Insúa, Manuel Pablo, Álex Bergantiños, Wilk, Arizmendi, Juan Domínguez, Rudy y Luis Fernández.

Córdoba: Saizar, Janse, Iago Bouzón, Fran Cruz, Raúl Bravo, Pedro, Luso, Abel, López Silva, Caballero y Xisco.

Árbitro: Valdés Aller (Castellano-leonés).

Campo y hora: Riazor (sábado, 19:00).

Etiquetas
stats