Vuelve Íñigo López y se espera (o no) a Gunino

Los jugadores del Córdoba en la Ciudad Deportiva. | ÁLVARO CARMONA
El Córdoba regresa al trabajo sin los lesionados Iago Bouzón, Luso y Ghilas, pero con el retorno del central riojano | Edimar estuvo en el grupo | Gunino sigue ausente

El hombre insustituible en el Córdoba hasta que una lesión le apartó del último partido ya está de nuevo en el tajo. Íñigo López ha vuelto y es una buena noticia. El central riojano se reincopora a una plantilla en la que sigue ausente Adrián Gunino. El uruguayo no ha vuelto aún de su país tras las vacaciones navideñas y Pedro Cordero, el secretario técnico, no ha dado muchas explicaciones al respecto. Se mantuvo en un tono ambiguo en la presentación oficial de Edimar cuando los medios le preguntaron sobre el asunto. A día de hoy sólo se sabe que Gunino no está. Si se le espera o no es una incógnita. Y, si vuelve, puede que sea para recoger los bártulos y decir definitivamente adiós.

Dos grandes atractivos existían en la matinal de este jueves en la Ciudad Deportiva Rafael Gómez. El primero de ellos era el estreno de Edimar sobre el césped con la indumentaria del Córdoba y bajo las órdenes de Miroslav Djukic. El brasileño completó su primera sesión con el conjunto blanquiverde, que regresó al trabajo tras la jornada de descanso de que gozó el miércoles. Por otro lado, estaba la comprobación de las ausencias y retornos que se podían dar en las instalaciones del Camino Carbonell. En ese sentido, no fueron muchas las sorpresas. Del entrenamiento no participaron los lesionados Iago Bouzón, Luso y Ghilas, así como tampoco Gunino, del que después indicó Pedro Cordero que “está con sus trámites” en Uruguay. En cambio, sí volvió estuvo Íñigo López, completamente recuperado de las molestias físicas que le dejaron fuera del choque con el Granada. También estuvo el centrocampista del filial, Jonathan Bijimine.

La presencia del franco congoleño llamó la atención de los aficionados que se dieron cita en la Ciudad Deportiva, en esta ocasión en escaso número. El mediocentro tomó de esta forma el relevo de Patrick Ekeng, que se encuentra en la concentración de la selección de Camerún para una Copa de África en la que pondrá sello blanquiverde. La sesión se desarrolló con normalidad, con un inicio de marcada exigencia física y posteriormente con trabajo en tres grupos, destinado principalmente al ensayo de acciones ofensivas y también a presión. El típico partidillo sirvió para cerrar la jornada en la que Edimar se ejercitaba por vez primera con el resto de los que serán sus nuevos compañeros.

En lo que se refiere a las ausencias, quizá la duda estuviera en si Ghilas pisaría el césped, algo que finalmente no sucedió. Si bien la lesión que sufrió en el duelo con el Granada no reviste gravedad, el franco argelino necesita de unos días sin realizar esfuerzo para lograr una recuperación de mayores garantías. En el caso de Luso, el aragonés sigue con unos problemas que arrastra desde tiempo atrás y que la pasada semana le hicieron quedar fuera de los entrenamientos y del encuentro ante el cuadro nazarí. Por su parte, el caso de Iago Bouzón resulta más una incógnita, pues cayó lesionado tras el choque con el Villarreal. Entonces, una dolencia en el oblicuo del abdomen le dejó en el dique seco por un plazo no establecido, pero que no se preveía duradero.

Etiquetas
stats