Volver a ser lo que fuimos

Celebración blanquiverde de uno de los goles del partido de ida ante el Málaga | TONI BLANCO

Volver a ser lo que fue no hace mucho es la pretensión del Córdoba CF. En la Copa del Rey, al menos, está cerca de hacerlo. Su pase a los octavos de final es un objetivo alcanzable. Esta noche, en La Rosaleda (21:00), los blanquiverdes defenderán el 2-0 de la ida ante el Málaga. Lo de defender es una forma de hablar. “Cuando intentas proteger, al final te lo quitan”, ha dejado dicho Carrión en la sala de prensa. La idea es marcar al Málaga y afrontar el cruce “como si fuera cero a cero”, según apuntó el goleador de cabecera del Córdoba, el soriano Rodri, después del importante triunfo liguero en Oviedo. La victoria del Tartiere, que mantiene al Córdoba apartado de la zona de descenso y a corta distancia del play off de ascenso, podría encontrar un complemento perfecto con una eliminatoria superada frente a un Primera como el Málaga. Eso permitiría unas Navidades en paz, a la espera de la junta de accionistas de jueves y el cambio en la presidencia. Con una situación de bonanza -o al menos ausencia de crisis- en lo deportivo, los conflictos rebajarán unos cuantos grados.

Carrión aborda un partido especial. El catalán vivió una noche de lo más intenso hace unas semanas, cuando el Málaga de Juande Ramos acudió a El Arcángel con el cartel de favorito colgado al cuello. El Córdoba se lo arrancó de modo brusco y llevó la eliminatoria a un escenario inesperado. Era la primera cita de Carrión, que había sustituido -de manera un tanto sorprendente- a José Luis Oltra en el banquillo. Desde entonces, la dinámica cordobesista ha ido a mejor. El Málaga lo sufrió. Ahora, en La Rosaleda se vive con resquemor una cita con una competición en la que tradicionalmente los blanquiazules han coleccionado fracasos. ¿Será este uno más? El ambiente está calentito en la Costa del Sol. Goleado el equipo en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla este fin de semana, comparece este martes con una sensación irritante. Su público le exigirá enmendar la plana ante un adversario de inferior categoría que, sin embargo, demostró ser mejor en la ida y le tiene contra las cuerdas.

“Vamos a intentar darle la vuelta a la eliminatoria, que es nuestra obligación. Tenemos la posibilidad de solucionar el mal partido que hicimos en la ida, vamos a ver si estamos acertados y, sobre todo, mejoramos en la intensidad, que es lo que más echa en falta el equipo”, ha declarado Juande Ramos, que tendrá las bajas de Kameni y Juankar. El manchego sabe que el Córdoba anda fuerte lejos de casa, aunque “nosotros debemos apretar y hacer lo que sabemos”, apostilla el técnico.

Esta misma mañana, después de una suave sesión de entrenamiento, el técnico ha anunciado una convocatoria que registra la ausencia de Javi Galán y Borja Domínguez, dos futbolistas que han sido fijos en todos los partidos que Carrión ha dirigido hasta ahora y que, además, fueron los autores de los goles en el partido del pasado fin de semana en el Carlos Tartiere de Oviedo. También se han quedado fuera de la citación jugadores habituales en el once como los laterales Antoñito y Domingo Cisma. Retornan al grupo Alejandro Alfaro y Zacharya Bergdich, además del lateral izquierdo Samu de los Reyes y el punta Moha Traoré, que sube desde el filial y ya estuvo en el campo en el partido de ida copera en El Arcángel frente al Málaga. Los jugadores que viajan a Málaga son Razak, Pawel Kieszek, Caro, Jonathan Bijimine, Héctor Rodas, Samu de los Reyes, Luso, Esteve, Edu Ramos, Caballero, Alfaro, Pedro Ríos, Guille Donoso, Juli, Bergdich, Moha Traoré, Rodri y Piovaccari.

Etiquetas
stats