Y que venga el que tenga que venir

Foto oficial del Córdoba CF Futsal en la actual temporada.

Un partido más y llegará el gran reto. Parece que será el Real Betis, pero el panorama podría dar un giro y colocar al Mengíbar al lado del Córdoba CF Futsal en el play off por el ascenso a la Primera División de la LNFS. Al conjunto blanquiverde no le preocupa en exceso la identidad de su adversario en el camino hacia la élite del fútbol sala, un objetivo que se ha construido a base de trabajo callado -con dificultades extremas- y hablando donde hay que hacerlo: en la cancha. Ahí no hay discusión. El Córdoba CF Futsal es uno de los clubes más respetados de la categoría. Este sábado (18:30) juega en Zaragoza ante el Colo Colo, titular de la capital maña, que se juega la permanencia en la categoría. Necesita al menos un punto para no depender de nadie. El cuadro cordobés, por su parte, ya tiene garantizada la posición y sólo tiene que esperar para ver quién queda segundo: Betis o Mengíbar. De ahí saldrá el cruce. El otro equipo que tiene ya su billete para las eliminatorias por el título es el Manzanares.

"No era un objetivo obligado para el club, pero sí un sueño el poder conseguirlo, ya que l año pasado nos quedamos con la miel en los labios en la última jornada", recuerda Miguel Ángel Martínez Maca, técnico cordobesista, apuntando a aquel recordado duelo ante el UMA Antequera. El equipo malagueño se llevó apuradamente la victoria y fue el que terminó subiendo de categoría, aunque la campaña que viene tendrá de nuevo plaza en segunda tras haber consumado su descenso. Efectivamente, la máxima categoría de la LNFS es otro mundo. Pero el Córdoba lo mira sin complejos. "Nos hemos ganado la posibilidad de disfrutar de un acontecimiento histórico para Córdoba. Todo eso gracias a un tremendo caudal de trabajo por parte de jugadores, cuerpo técnico y todos los demás integrantes de la entidad", subraya Maca.

Los blanquiverdes buscarán los tres puntos en juego para, entre otros muchos aspectos, no desvirtuar la competición y mantenerse conectados en el plano meramente competitivo. Tras la descarga de adrenalina después de la sólida victoria ante el Rivas (6-2) en el útlimo partido en Vista Alegre, el cuadro técnico pretende mantener activado al grupo para abordar las próximas citas, que ya serán a vida o muerte. Serán bajas obligadas Jesús Rodríguez, por motivos laborales, y Cordero, que cumplirá el segundo y último partido de sanción con el que fue castigado tras su expulsión en Manzanares.

Maca insiste en que "no hay tiempo para el recreo", ya que "esto no para" y se cruzan con un rival "que aún se juega la permanencia en la categoría". "Para nosotros es una buena piedra de toque, una oportunidad más de seguir compitiendo de cara a lo que nos viene la semana que viene, y haremos un partido serio, que nadie lo dude", recalca el preparador cordobés, quien considera que "sería un error levantar ahora el pie del acelerador, pues podría luego costarnos volver a tomar velocidad". ¿Betis o Mengíbar? "El rival en la liguilla de ascenso nos da igual, pues odos los candidatos presentan un gran nivel de dificultad y exigencia, cada uno con sus particularidades propias", apunta Maca.

Etiquetas
stats