Un toma y daca con Ferrer como víctima

Albert Ferrer, en su etapa como entrenador del Córdoba | MADERO CUBERO

Son dos grandes conocidos. El Córdoba ha recibido hasta en una veintena de ocasiones de Liga al Málaga. De esta cifra de encuentros, sólo cinco se acumulan desde que el conjunto de la capital de la Costa del Sol no tuviera otra que cambiar su nombre. En realidad el actual Club de Fútbol es un equipo diferente a ese Club Deportivo con que todo empezara. El caso es que el cuadro califal se enfrenta al blanquiazul por sexta vez en una nueva etapa que es un auténtico toma y daca entre uno y otro. Una situación ésta que dejó como apunte más significativo la destitución de Albert Ferrer como entrenador del Córdoba en el último precedente situado en El Arcángel. Fue en Primera División, en la campaña 14-15. Ese hecho es sólo parte del guion de un tormentoso paso por la élite.

Antes de aquel encuentro, el Córdoba midió sus fuerzas con el Málaga Club de Fútbol en un potente Grupo IV de Segunda B. Fue algún año después de que la entidad de La Rosaleda viera la luz la tras la extinción de su antecesora. En la campaña 1995-96 los dos conjuntos empataron a uno. Éste fue el primer duelo que jugaron unos y otros en el Nuevo El Arcángel. Tras ese partido, las dos escuadras se enfrentaron hasta por dos veces más en la categoría de bronce. El primero de estos tuvo lugar la temporada 1996-97, en la que el cuadro califal se impuso 1-0. El preparador local entonces era Eduardo Chato González y el gol de la victoria lo marcó Pepichi Torres. Los califales se proclamaron campeones, algo que no sirvió para nada al perder el tren del ascenso en la promoción. Aquel curso fue el del catastrófico 1-4 del Deportivo B en El Arcángel.

Después de ese triunfo se produjo el primero de los malagueños. Estos se impusieron en la campaña 1997-98 por 0-1. El gol en ese choque lo marcó un tal Basti, que anotó desde el punto de penalti. El Córdoba tuvo una década para olvidar la derrota, pues fue ése el tiempo que transcurrió hasta que los dos equipos volvieron a medirse. Fue la temporada 2007-08, tras un largo período del cuadro blanquiazul en Primera y una breve etapa de los blanquiverdes en Segunda B. Entonces se vieron las caras en la categoría de plata, con Paco Jémez en el banquillo local. Al frente del Málaga estaba quien hoy es su entrenador, Juan Ramón López Muñiz. Los califales vencieron por 2-1 merced a tantos de Arthuro y Pablo Ruiz, los cuales permitieron remontar una diana anterior de Cheli. Tras ese campeonato los caminos de unos y otros no se unieron de nuevo hasta la 2014-15, cuando la escuadra cordobesista regresó a la elite después de más de cuatro décadas.

Pero antes de ese duelo, otros muchos hubo antes de los ya mencionados. Sin ir más lejos, el actual Málaga ya visitó El Arcángel -el original- la campaña 1993-94. Ambos conjuntos militaban en Segunda B y el blanquiazul jugaba bajo la denominación de Club Atlético Malagueño. El que fuera filial del extinto Club Deportivo Málaga tomó el testigo de este último. La contienda terminó en tablas (1-1). El desaparecido equipo llegó a Córdoba en otras 14 ocasiones, de las que cuatro acabaron con victoria local y otras cuatro con triunfo de la escuadra de la capital de la Costa del Sol. A todos estos resultados cabe sumar seis empates. En Copa, aquel Málaga igualó a cero en el curso 1981-82 y el nuevo cayó por 2-0 en el 2016-17. Pero ésta es otra historia distinta a la que vivió su último capítulo en la temporada 2014-15.

La última campaña mencionada fue la misma en la que el Córdoba volvió a jugar ante los más grandes del fútbol español. Volvió a Primera tras 42 años. Un hito que poco a poco se olvidó a golpe de sufrimiento. Los blanquiverdes sólo ganaron tres encuentros y ninguno de ellos fue ante el Málaga. El equipo de la capital de la Costa del Sol visitó de nuevo El Arcángel el 18 de octubre de 2014. La fecha deparó otro varapalo, que tuvo consecuencias muy concretas. Samuel y Amrabat, de penalti, elevaron un 0-2 al marcador que sólo pudo maquillar Ghilas en el último suspiro. La derrota conllevó la destitución de Albert Ferrer, el entrenador que logró el histórico ascenso a la elite sólo unos meses antes. El técnico catalán fue víctima del toma y daca que el cuadro califal y el malagueño mantienen desde hace tiempo.

Etiquetas
stats