Tambores de guerra: Adesal vuelve al campo de batalla

Paco Bustos y sus jugadoras, en un duelo del pasado curso. | TONI BLANCO
El conjunto cordobés comienza este sábado la temporada, que afronta con el deseo de luchar por la fase de ascenso a División de Honor | Las de Paco Bustos arrancan en Fuengirola

Comienza un nuevo desafío. Otro más. Un reto complicado que es igual pero distinto al último que asumiera. En una categoría, la División de Honor Plata, que conoce bien y por la que está dispuesto a dejar una vez más su sello. Idéntico es el objetivo y diferente la manera de arrancar el camino. Un año atrás, el Adesal mantenía un discurso precavido en torno a la idea de la transición al tiempo que miraba de reojo a la fase de ascenso. En esta ocasión la vista está más claramente puesta en esa meta, que perseguirá desde este sábado. Para ello siguen intactas sus tres características, las que definen a la perfección al conjunto fuensantino: ilusión, compromiso y ambición. Tres aspectos que pueden ser fundamentales en un campeonato largo y complicado. Bien lo saben Paco Bustos y sus jugadoras. La personalidad propia siempre permite soñar y a veces ofrece la oportunidad de volar.

En La Fuensanta, el mensaje no varía en exceso respecto del que se escuchara la pasada campaña: el primer objetivo siempre es vencer el próximo partido. En este caso el primero de la temporada, que lleva a inaugurar su ciclo de viajes. Porque el Adesal iniciará su nueva aventura de Plata en campo ajeno. Lo hará, más en concreto, en el complejo deportivo Elola de Fuengirola, donde aguarda un rival deseoso de dar el primer zarpazo en la difícil batalla que por delante queda. Sea como fuere, el cuadro de Paco Bustos viaja con total confianza en su potencial. Sobre todo después de completar una exigente pretemporada, que cerró con sendas victorias contundentes ante el Universidad de Granada. Un doble triunfo que hizo que las cordobesas se colaran en la Final a cuatro de la Copa Andalucía, en la que además el club ejercerá de anfitrión.

El mando lo volverá a tener Paco Bustos, que cumple su segundo año al frente del cuadro fuensantino y que desde el primer momento habrá de mostrar su talento. La causa es de sobra conocida: las lesiones. Porque el Adesal iniciará esta andadura en la División de Honor Plata con tres ausencias. Espe López, Arantxa Hernández y Ángela Ruiz son bajas de larga duración y el técnico tendrá que ser habilidoso a la hora de utilizar y obtener rendimiento a sus recursos. Las jugadoras, por su parte, aportarán ese tridente de virtudes que conforman la ilusión, la ambición y, sobre todo, el compromiso.

En cuanto al comienzo del campeonato, el preparador del conjunto cordobés fue claro y demostró cuál es el carácter que alcanza cada rincón de La Fuensanta. "Empieza la competición, empieza la Liga, y tenemos muchas ganas de que llegue el sábado. Iremos a dar lo máximo ante un equipo reforzado con respecto al año anterior. Intentaremos tener opciones de ganar y traernos los dos puntos", dijo sobre el choque con el Fuengirola. "Después, a seguir currando e iremos partido a partido. La clave, como siempre, está en el trabajo", añadió. Lo dicho: aspiraciones elevadas pero desde la mesura anímica y con el esfuerzo y la constancia como factores imprescindibles.

Etiquetas
stats